UA

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí – Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí; digiere, reitera, disuelve, congela, y continúa este curso, de acuerdo con lo que te guste, multiplicándola como creas bueno, hasta que tu...

Que el hijo de la virgen sea exaltado de la tierra

Que el hijo de la virgen sea exaltado de la tierra – Debería ser, por tanto, como dijo una de las Sibilas, que el hijo de la virgen sea exaltado de la tierra, y que la quintaessentia blanca después de su elevación de la tierra muerta, sea elevada hacia el cielo;...

Este compositum no es una obra de las manos

Este compositum no es una obra de las manos – Resulta pues, que este compositum no es una obra de las manos, sino un cambio de las naturalezas; porque la naturaleza se disuelve y se une, se sublima y se eleva, y se vuelve blanca, estando separada de las heces. Y...

Nuestro fuego, pues, es mineral, igual, contínuo

– Hablemos ahora del fuego. Nuestro fuego, pues, es mineral, igual, contínuo; no da humos, salvo que sea demasiado excitado, participa de azufre, y se toma otras cosas distintas de la materia. Trastorna las cosas, disuelve, congela, calcina y ha de encontrarse...

El primer fuego es el de la lámpara, que es contínuo

El primer fuego es el de la lámpara, que es contínuo – Tenemos propiamente tres fuegos, sin los que nuestro arte no puede perfeccionarse; y quienquiera que trabaje sin ellos se toma una gran cantidad de labor en vano. El primer fuego es el de la lámpara, que es...
https://analytics.google.com/analytics/web/?authuser=0#/a19873651w39653599p39359059/admin/integrations/adsense/editor/MELVhoLOS4O55HAh2VocUA