Se trata de permitir que una caricia enerve nuestra piel [25-06-2020]

 

La sensibilidad nos delata. En una sociedad tan aparentemente insensible, donde impera el pensamiento de que los sentimientos nos hacen vulnerables, ser sensible, la mayoría de las veces, está considerado un signo de debilidad. Las emociones han sido tan castigadas a lo largo de la historia, en tantas ocasiones, que no es extraño que la sociedad piense que ser sensibles nos hace menos eficaces, fuertes y capaces.

 

Pero la sensibilidad que mostramos hacia cualquier persona o animal, muestra artística u obra de la naturaleza, situación o suceso, no es una muestra de debilidad sino más bien una muestra de inteligencia de la que no deberíamos avergonzarnos. No hay nada de malo en reaccionar con sensibilidad al entorno, no hay nada de malo en intentar comprender lo que ocurre alrededor, no hay nada malo en observar con detenimiento a otras personas y hacer nuestros sus sentimientos y emociones.

La sensibilidad trata de dejar que fluya nuestra particular delicadeza, nuestra capacidad de observación para apreciar la belleza presente en las cosas, en los momentos, en los lugares, en las personas.

 

La sensibilidad trata de ser sensibles a nuestro sufrimiento y al sufrimiento de los demás. Se trata de dejar que una lágrima se derrame por nuestra mejilla. Se trata de permitir que una caricia enerve nuestra piel. Se trata de que un escalofrío recorra nuestro cuerpo al abrazar con sincera emoción. Se trata de autorizar a las sonrisas a que invadan nuestro rostro. Se trata de quedarse abstraído mirando un paisaje o la belleza de una persona. Se trata de dejar volar la imaginación, de sentir con plenitud los sueños, de vestir de fiesta a la ideas. De disfrutar del grácil y poético vuelo de las mariposas. De sentir con intensidad la magnitud de la naturaleza en medio de la enojada tormenta. De mirar con líricos ojos como despunta el amanecer, como renace la vida. De sentir compasión por aquellos que sufren. De sentir la pasión y el entusiasmo, de contagiarlos, de transmitirlos. De disfrutar de cada segundo de la vida, de no dejar ningún beso atrás. De vestirse con el traje de los otros. De ser capaz de mirar a través de sus ojos. De emocionarse con el traspiés del niño que da sus primeros pasos, con el olor de un bebé. De permitirnos ser amados, de ser capaces de amar.

 

Buen día a tod@s!!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

"Cuando uno está atento a todo, se vuelve sensible, y ser sensible es tener una percepción interna de la belleza, es tener sentido de la belleza." Jiddu Krishnamurti

Nada mejor que hacerlo fácil y bonito...ahí os dejo con Johnny Griffin al mando del saxo en "Nice & Easy"...

el-pinche-feliz

 Aquí a diario Mis Gastrotapas← desde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttps://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 4) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 1




Deja un comentario