Nuestros errores y fracasos nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial [19-07-2020]

 

¿Querer es poder? o ¿Creer es poder? o ¿Tal vez las dos cosas?.

 

Tendemos a pensar que el éxito que tengamos en cualquier aspecto de la vida, en todo aquello que emprendamos, depende del talento, de la inteligencia, de la educación recibida, de las buenas oportunidades que nos hayan proporcionado. Pero sin dejar de reconocer que todos estos factores pueden influir, no dejan de ser secundarios. El factor principal para el éxito es la mentalidad.

 

Está claro que creer es poder, que las creencias influyen fuertemente en cualquier desempeño al que hagamos frente. O sea que la mentalidad, entendida como el conjunto de creencias que tenemos acerca del mundo y de nosotros mismos, es la verdadera protagonista, es la que nos llevará a actuar de determinada forma y acabará determinando nuestros resultados.

 

Muchas veces se puede pensar que todos nacemos con un grado de intelecto, con un talento determinado o con cualidades fijadas por nuestra forma de ser. Por lo que podemos tender a evitar asumir retos porque fallar significaría una frustración por falta de capacidad. Esto puede hacer que no queramos salir de nuestra zona de confort, que demos todo por sentado y por inevitable. Que tengamos miedo al fracaso, que si éste se produce pensemos que el esfuerzo fue en vano, que abandonemos enseguida ante los obstaculos y desafios, que nos sintamos amenazados por el éxito de los demás o por las críticas, aunque sean constructivas.

 

Pero también podemos intentar pensar que cualquier talento o capacidad lo podemos desarrollar con esfuerzo, creyendo que podemos hacerlo. Podemos entusiasmarnos por aprender, por crecer, por asumir retos, por superar los obstáculos, por considerar los fracasos como parte del camino, por perseverar, por aprender de los errores, por recoger las críticas constructivas e inspirarnos con los éxitos de los demás.

 

La actitud, unida a la mentalidad, es la verdadera base del desarrollo que somos capaces de alcanzar en cualquier materia, tanto a nivel colectivo como individual, tanto a nivel físico como espiritual. Es importante procurar tener una mentalidad de crecimiento para ser capaces de redirigir el rumbo en cualquier momento, aprendiendo de los errores, salvando los obstáculos, expandiendo nuestro potencial, sin miedo al fracaso, creciendo ante la adversidad, perseverando en lo que emprendamos, creyéndonos capaces de poder cambiar para alcanzar nuestra mejor versión, dejando de medirnos por "nuestras cualidades" y empezando a felicitarnos por nuestro esfuerzo, resistencia y perseverancia. Convencidos de que, en muchas ocasiones, nuestros errores y fracasos nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial. No es lo que somos, sino lo que podemos llegar a ser. Despertemos nuestro potencial, sin miedo.

 

Buen día a tod@s!!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

“No te limites a ti mismo. Muchas personas se limitan a lo que piensan que pueden hacer. Puedes ir tan lejos como tu mente te permita. Puedes conseguir lo que creas, recuérdalo.” Mary Kay Ash

Para creer y tener esperanza nada mejor que un acústico, melódico y bello tema que además contiene un mensaje...os dejo con The Mayries y su "High Hopes"...una delicia para la mañana del domingo.

el-pinche-feliz

 Aquí a diario Mis Gastrotapas← desde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttps://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 5) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario