Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

BELLEZA: LAS MANOS. TRUCOS Y CONSEJOS

Trucos para tener unas uñas perfectas

¿No sabes qué hacer para fortalecerlas? ¿Se cuartean con facilidad? ¿Tu problema son los hongos?

Con estos sencillos trucos por fin verás solución a este y otros problemas comunes que pueden padecer tus uñas.

Endurecedor de uñas
Agrega al esmalte de uñas trocitos de ajo picados y guárdalo en la nevera. Cada semana debes aplicar el esmalte en las uñas.

Fortalecedor de uñas y cutículas
Basta con sumergir tus manos a diario durante 5 minutos en una mezcla de pulpa de aguacate madura junto con el zumo de un limón. Antes de lavarte las manos empuja la cutícula hacia atrás sin cortarla.

Revitalizante de uñas
Has de mezclar una cucharadita de zumo de limón y una cucharadita de yodo blanco. Aplícatelo sobre las uñas con ayuda de un cepillo pequeño dos veces al día (mañana y noche).

Nutre y fortalece las uñas
Nutre y endurece tus uñas sumergiéndolas durante 15 minutos en aceite de oliva tibio, posteriormente acláralas con abundante agua, sécalas y aplica el esmalte.

Repite la operación 1 vez por semana.

Para fortalecerlas sumerge tus dedos en vinagre de sidra 1 vez por semana.

Endurecedor/blanqueador de uñas
Introduce las uñas en el zumo de dos limones durante 15-20 minutos.

Uñas quebradizas que se parten en capas
Es muy importante protegerlas con guantes siempre que laves la vajilla o la ropa, y olvídate de pintarlas o limarlas una temporada.

Además todas las noches sumérgelas en aceite de oliva tibio.



Elimina los hongos en las uñas

Necesitas:

* Brillo de uñas
* 1 diente de ajo picado
* 5 gotas de yodo blanco
* 5 gotas de zumo de limón

Agrega todos los ingredientes en el brillo de uñas (esmalte) y déjalo reposar durante 2 semanas.

Transcurrido ese tiempo agita bien el esmalte y aplica 1 capa diaria durante 15 días consecutivos hasta completar 15 capas.

El día 16 retira todos los esmaltes de las uñas con quitaesmalte y al día siguiente repite la misma operación hasta que el hongo haya desaparecido.

Uñas fuertes

2 cucharaditas de cera de abejas
2 gotas de limón
2 cucharadas de aceite de almendras dulces.

Preparación
Calentar la cera de abeja a baño María a fuego lento. Cuando la cera se derrita, mezclar bien con el limón y agregar poco a poco el aceite de almendras. A medida que se va calentando la mezcla se irá endureciendo, debe quedar sólida pero maleable. Pasar la mezcla a un frasco pequeño.

Uso
Aplicar con regularidad en las yemas de los dedos y las uñas. Masajear para que la piel absorba bien. Si las uñas son débiles, se deben mantener cortas hasta que se endurezcan.

Cuando sudan

La sudación excesiva tiene un nombre: hiperhidrosis, y si bien puede afectar a toda la superficie de la piel, por lo general hace sufrir más las palmas de las manos, la planta de los pies y las axilas.

Es justo durante la época veraniega cuando las manos, y el cuerpo en general, presentan una mayor sudación, puesto que la transpiración es la forma natural que tiene el organismo para regular la temperatura corporal y eliminar tóxinas.

Las manos sudorosas son una respuesta normal a la ansiedad y también es habitual que una persona sude mucho cuando tiene fiebre. Pero eso es en casos extremos.

Una sudación abundante en las palmas de las manos puede ser controlada hasta cierto punto con la aplicación por la noche de una solución de cloruro de aluminio. En primer lugar, se seca la zona afectada, a continuación se aplica la solución y, por último, se recubre todo ello con una fina película plástica. Después se lava la zona.

Algunas personas necesitan dos aplicaciones diarias; esta pauta suele aliviar el problema durante una semana. Si la solución irrita la piel, debería interrumpirse el uso de la película plástica.

TRUCOS PARA LAS MANOS

Adiós a las cutículas

Las cutículas son esas antiestéticas pieles finas que aparecen alrededor de las uñas y consiguen acabar con todo el encanto de tus manos. Se forman bajo la raíz y van creciendo progresivamente hasta envolverla por completo. Al salir a la superficie quedan pegadas, sobre todo, en la base, creando un efecto de manos descuidadas que no nos gusta nada.

El problema se agrava cuando tus manos tienden a resecarse, pues las cutículas que se forman en ellas son mucho más grandes y gruesas de lo habitual.

Si estás cansada de esconder las manos en los bolsillos, no poder lucir tu esmalte preferido y deseas acabar de una vez por todas con estos pequeños pellejitos, préstanos tu atención y apúntate los siguientes consejos que van a permitirte darle a tus uñas un aspecto inmejorable.

Cuidado diario

La lucha contra las cutículas no permite ningún tipo de tregua. Para decirles adiós definitivamente el cuidado de tus manos ha de ser diario.

  • Lava tus manos cada vez que toques un producto químico, como los limpia hogares, con un jabón de PH neutro. No olvides enjuagarlas con abundante agua y secarlas minuciosamente, sobre todo las uñas y la zona que se encuentra entre los dedos, sin olvidar un solo resquicio.
  • Después de la higiene, coloca la punta de tus dedos sobre un papel absorbente y aplícate una crema especial para manos y uñas. Date un suave masaje hasta que el producto se absorba por completo. De esta manera, conseguirás hidratarlas y evitarás que se resequen.
  • Aprovecha la ocasión y, cada vez que utilices crema corporal hidratante o solar, no te laves inmediatamente las manos. Extiende los restos por tus uñas y deja que actúe durante un tiempo
  • Cuando vayas a hacerte la manicura, introduce unos minutos tus dedos en agua tibia con jabón para que las pieles se reblandezcan y queden elásticas.
  • Aplícate después una crema emoliente para ablandarlas aun más y disponte a retirarlas.
  • Mucha atención, nunca cortes las cutículas con una tijera. Coge un pequeño palito de madera, a ser posible de naranjo, y empújalas hacia abajo hasta que desaparezcan.

Como ves, tus uñas quedarán libres de esas molestas y desagradables pieles en un santiamén.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones