Aviso Legal y denegación de responsabilidad

BELLEZA: EL SOL Y TU CABELLO

El sol, la sal, o el cloro dañan la cutícula de la célula capilar dejando el cabello seco y poroso, con una superficie áspera y reduciendo su contenido de melanina. Los cabellos se vuelven más frágiles y pierden su belleza. Pelo sin brillo, deshidratado, cuero cabelludo tirante, alteraciones del color, son los problemas a los que se enfrenta tu cabello en verano.

¿Qué es lo que más deteriora el cabello? El sol, el salitre, el cloro, el viento… lo agreden, resecan la fibra capilar y lo deshidratan. Se levantan las escamas del cabello, que para que esté bonito deben alinearse como tejas; las puntas se abren y el cabello pierde belleza. Evita este deterioro utilizando Aceites especificos.

¿Todos tienen el mismo efecto sobre el pelo? Los rayos ultravioleta decoloran el cabello y alteran la materia capilar; el agua, el mar y el sol lo deshidratan y el cloro oxida la cutícula.

¿El secador es perjudicial en verano? Elige un corte de pelo cómodo que te permita secarlo al aire, así darás una tregua a tu pelo y cuero cabelludo. Ahora se moja y lava el pelo con mucha más frecuencia, y si utilizas el secador cada vez, el aire caliente termina siendo realmente agresivo. Una buena idea es usar espumas y geles que den aspecto mojado y faciliten un sencillo peinado veraniego.

¿Puedo ponerme mascarilla todos los días? Usa este producto según tus necesidades, incluso a diario, pues reestructuran el cabello dañado, aunque sin engrasarlo ni apelmazarlo. Sin embargo el ritmo ideal sería champú más acondicionador a diario (si te resulta más cómodo puedes usar un dos en uno, y mascarilla cada tres días).

¿Cómo puedo proteger mi cabello? Antes/durante la exposición al sol, gel: con protección solar e ingredientes humectantes para dar brillo y suavidad. Spray: con protección solar, se pulveriza y forma una película muy fina alrededor del pelo evitando su pérdida de color. Resistente al agua, no engrasa.

Después del sol: champú: debe limpiar suave pero eficazmente, se usa diariamente para eliminar los restos de cloro, y sales. Crema suavizante: suaviza los cabellos resecos por el sol, aporta nutrición y humedad. Tónico o acondicionador: previenen la pérdida de humedad, dan brillo y suavidad. La mayoría no se aclaran. Mascarilla: Tratamiento intensivo, especial para mejorar los cabellos dañados por el sol. Aporta humedad, brillo y suavidad, reestructurando las zonas porosas.

¿Cómo puedo recuperar el brillo? El sol, el agua, el exceso de lavados, vuelven tu pelo mate. Le devuelves el brillo con un acondicionador específico, también puedes usar spray después de haberte peinado, y recurriendo a los remedios tradicionales como el chorrito de vinagre o el último aclarado con agua fría.

¿Tengo que ponerme un protector para el pelo antes de ir a la playa? Acostúmbrate a hacerlo, igual que te aplicas el bronceador en la piel. Así proteges tu pelo en la playa, piscina o en el campo. ¿Cuándo usar sombrero? Siempre que estés bajo el sol, especialmente entre las 12 h y las 15 h las de mayor intensidad de radiación ultravioleta. Tu pelo sufre tanto como tu piel aunque no te lo parezca.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones