Aviso Legal y denegación de responsabilidad

BEBÉS: PRECONCEPCIÓN

Otros nombres: Cuidado antes de concebir, Cuidado antes del embarazo

Si está buscando un bebé o solamente está pensando en la posibilidad de ello, no es demasiado pronto para prepararse para un embarazo y tener un bebé saludable. Debe hablar con un profesional de la salud acerca de los cuidados previos a concebirlo.

El cuidado de preconcepción es el cuidado que usted recibe antes del embarazo. Incluye detectar y resolver cualquier problema que pueda afectarlos a usted y a su bebé más adelante, como la diabetes o la hipertensión arterial. También incluye medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de defectos congénitos y otros problemas. Por ejemplo, debe tomar suplementos de ácido fólico para prevenir los defectos del tubo neural.

Al tomar medidas sobre las cuestiones de salud antes del embarazo, se pueden prevenir muchos problemas en el futuro tanto para usted, como para el bebé. Cuando quede embarazada, usted recibirá atención prenatal hasta el nacimiento del bebé.

Planificar su embarazo puede ayudarla a tomar buenas decisiones beneficiosas tanto para usted como para su bebé. Muchas mujeres no saben que están embarazadas hasta varias semanas después de concebir. Pero esas semanas iniciales son clave para el bebé que se desarrolla dentro de su cuerpo. Durante esas primeras semanas, su salud y nutrición pueden afectar el crecimiento de su bebé. Mantener buena salud y obtener buena atención médica antes de quedar embarazada—conocida también como atención antes de concebir – puede ayudarla durante su embarazo.

El planificar tu familia te da la oportunidad de elegir tanto la cantidad de hijos que deseas tener como así también el momento más adecuado para tenerlos. Esta planificación deben realizarla en pareja con comunicación, amor y respeto, pero sobre todo, con información, ya que al conocer las diferentes posibilidades que existen pueden tomar una decisión responsable del método que más se ajuste a sus características, tomando en cuenta el número de hijos que quieren tener, el intervalo de tiempo que desean que exista entre ellos, su condición de salud, situación económica, social, psicológica, etc.

Recuerda que la posibilidad de un embarazo comienza justamente en el momento de iniciarse la ovulación, y en el caso de las mujeres que ya tuvieron hijos por lo general suele suceder en una mujer que no está dando pecho, aproximadamente a las cinco semanas después del nacimiento del bebé, y entre ocho semanas y seis meses o más en aquéllas que están amamantando.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones