Aviso Legal y denegación de responsabilidad

LA PAREJA: EL ARTE DE NEGOCIAR

¿Tu marido no te ayuda?

El arte de negociar ¿Cuántas veces haz deseado que tu esposo te ayude con el trabajo rutinario de la casa? ¿Porqué no te animas a pedírselo? Sabes que seguramente te dará una de estas respuestas: "Estoy muy cansado... Ese no es mi trabajo... ¿Estás bromeando?... Lo haré luego que termine el partido de baseball". (Ya pasaron dos meses que la temporada finalizó y todavía no te ayuda)

El que no pide...

Es frustrante pedir y no obtener nada. No debemos culparlos a ellos, el error es nuestro por no saber manejar la situación. Negociar es el arte de persuadir a otros de lo que deseas.

Negociar es un juego

Existen muchas estrategias y tácticas para conseguir lo que quieres. La negociación es un juego psicológico. No es importante lo que pidas, más bien “como” lo pides. Entonces, ¿Cuál es el secreto?

En mi experiencia enseñando en el arte de la negociación a ejecutivos y empresarios he aprendido que las personas que piden más, siempre obtienen más.

No importa si pedían un mejor salario, un mejor descuento, o una mejor posición. Ese principio aplica tanto en los negocios como en relaciones personales.

Si deseas que esta noche sea tu pareja quien limpie la cocina, no se te ocurra pedirle únicamente eso, pide mucho más de lo que en realidad quieres obtener.

Tú lo mereces

La razón por la cual la mujer no obtiene más, es porque no exige más. Tienes que cambiar la mentalidad de“¿Para que voy pedir más, si no lo voy a conseguir?”

Eleva tus expectativas. No tengas miedo de pedir mucho mas de lo estas dispuesta a aceptar. En la vida y en los negocios las personas siempre darán menos de lo que se les pide, así que recuerda la regla dorada en negociación, “PIDE MÁS, ESPERA MÁS Y OBTENDRÁS MÁS”.

Fuente: Maria Marin - www.MariaMarin.com

ARTE DE NEGOCIAR PAREJAS

Ayuda con los platos sucios

El viernes pasado salí del trabajo y llegué apresurada a la casa para cocinar. Arreglé la mesa, serví la comida y nos sentamos a cenar. Al finalizar, mi esposo y los niños se levantaron rápidamente y me dejaron con una torre de platos sucios para lavar.

Había trabajado toda la semana, estaba agotada y quería relajarme. Deseaba que mi esposo limpiara la cocina para yo retirarme a descansar y ver mi telenovela.

Apliqué la regla 1 en la negociación: “PIDE MÁS, ESPERA MÁS Y OBTENDRÁS MÁS”.

Le dije a mi esposo: “Mañana sábado tienes que levantarte a las 6:30 de la mañana para organizar el garaje, cortar el césped y llevar los niños al cine. Cuando vengas de regreso a la casa, pasa por la casa de mami y llévale comida, pues ya sabes que le encanta el posóle y mañana lo hacen fresco en ese restaurante que queda a 120 millas de su casa.

Finalmente, te voy a pedir que cuando llegues a la casa bañes a los niños y los acuestes a dormir”. Mi esposo rápidamente vociferó, “¿Qué? ¿Estas loca?”, A lo cual respondí, “Bueno, si no quieres hacer todo eso mañana entonces, por favor, esta noche lava los platos”, a lo cual el respondió, “¿Mi amor, donde está la esponja y el jabón?”


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones