Aviso Legal y denegación de responsabilidad

HOMBRE: MODELOS DOMÉSTICOS EN CRISIS

Los modelos domésticos clásicos se han vuelto obsoletos en estos nuevos tiempos que corren, ahora nos encontramos en un momento en el que experimentamos con nuevas maneras de gestionar el núcleo familiar, de manera que se adapten a las exigencias del mundo actual y a una nueva manera de vivir las identidades femeninas y masculinas.

Las mujeres jóvenes consideramos al modelo patriarcal dominante y machista, el causante de la existencia de la desigualdad entre hombres y mujeres, y por ellos estamos decididas a erradicarlo por completo generando papeles más igualitarios.

A lo largo de la historia las mujeres hemos sido educadas por la cultura, para asumir el papel de mujer pasiva que ha de cargar con la cruz del matrimonio, subordinada al sufrimiento que produce una relación que no nos hace felices y que no es placentera. Esto es lo que había antes, y era muy difícil escapar a este modelo. Pero las nuevas generaciones rechazamos un modelo de mujer que nos ha excluido de una sexualidad vivida desde lo placentero y gozoso, y que redujo la feminidad, casi de manera exclusiva a la maternidad y al sometimiento de la pareja.

Pese a la importancia de la familia en la estructuración de la identidad de género, la cultura siempre ha ofrecido muchos otros modelos originados en el arte, la ciencia, los medios de comunicación… Para la sociedad moderna los modelos tradicionales son insuficientes y se van creando nuevos modelos que se ven reflejados en estas disciplinas. En los medios de comunicación cada vez podemos ver que toman más fuerza modelos que muestran otras realidades, que ya no son las tradicionales, vemos series y películas que nos muestran diferentes maneras de establecer una familia, diferentes modelos de padres y madres trabajadores, de padres que se ocupan de las tareas domésticas, padres, varones,  emocionalmente activos, que tienen una relación de retroalimentación con la sociedad en general, mientras más de estos modelos existan en la realidad, más existirán en la ficción, lo que a su vez ayudará a que esto se refuerce en el plano real.

Se entiende que esta es una etapa en la que estamos experimentando con nuevos tipos de modelos domésticos, y que cada pareja, diseña el suyo a su medida, es decir, antes existía un modelo preestablecido de cómo debía ser una familia, ahora podemos diseñarlo nosotros mismos, hasta donde la situación laboral y económica nos lo permite claro, lo que está dando lugar a una creatividad inmensa al respecto, hoy en día encontramos infinidad de formas familiares, no sabemos cuales serán las consecuencias de esto a largo plazo, ya que necesitamos tiempo para saber cuales son las repercusiones de unos y otros tipos de familia, lo que si sabemos es que el anterior modelo no nos satisfacía en especial a las mujeres, y pasar por esta fase es necesario, para encontrar un modelo igualitario que nos permita disfrutar de las relaciones familiares de una manera plena.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones