Siempre hay una grieta, un camino hacia la luz, hacia el sol [06-06-2020]

 

Como la bella y aparentemente frágil amapola que se ha abierto paso entre el agrietado cemento, quiero florecer, no encajar. Expandir el potencial, en incierto y sinuoso camino, permitiendo que crezcan los tallos y raíces sin nada que limite.

 

Tratar de ser un ser floreciente, emocional y mentalmente concreto, gratificante, con una actitud ante la vida de negarse a quedarse atrapado por el sufrimiento o por los determinismos que a veces frenan nuestro potencial humano. No limitarse a encajar en los espacios físicos, psicológicos o emocionales que erosionan la autoestima o nos restan vitalidad.

 

Probablemente esa capacidad de florecer no sea algo innato, no llega milagrosamente de un día para otro, más bien es el resultado de nuestro esfuerzo y requiere acción, y si no que se lo digan a la amapola. Para crecer hay que alimentar nuestra arquitectura emocional a base de autoestima, determinación, motivación, confianza en uno mismo...

 

A veces, hay que romper moldes, esquemas o relaciones para poder florecer en libertad, pocas cosas florecen en espacios opresivos, en lugares determinados por mandatos ajenos o en relaciones afectivas opresoras de la dignidad, lo cual puede requerir algo de valentía y esfuerzo.

 

Para este viaje hacia la floración vamos a necesitar preparar un buen equipaje emocional. Empezando por autoaceptación y autoestima, a continuación hay que meter en la maleta un poco significado vital, producto de habernos preguntado qué es lo que queremos de nuestra existencia. Igualmente importante es el sentirnos autónomos, responsables de nosotros mismos, sentirnos personas libres. Contar, en la medida de lo posible, con relaciones positivas y significativas, las demás sobran. Un poco de compromiso con nosotros mismos, con la vida, con quienes amamos, con nuestros sueños.

 

Con todo esto ya tenemos lo básico para emprender el viaje hacia el florecimiento personal, hacia una mejor capacitación para manejar la adversidad y volver a florecer después de haberla sufrido, por mucho "cemento" que tengamos sobre nosotros siempre hay una grieta, un camino hacia la luz, hacia el sol.

 

Buen día a tod@s!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

«El florecimiento es comprometernos a crear una vida auténtica, esa que trae la alegría interior y la felicidad a través de ir logrando objetivos, de sentir la pasión y disfrutar de ese viaje existencial través de los picos y valles de la vida» Martin Seligman

Y por si no hay grietas en el "cemento"....os dejo "New Born" de Muse, un tema con el que seremos capaces de romper....el cemento y lo que haga falta....vamos en marcha!!!

el-pinche-feliz

 Aquí a diario Mis Gastrotapas← desde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 3) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 24




Deja un comentario