Por más que se añore una escapada romántica, el salir de viaje puede traer cierto estrés. Es más, hay quien dice que un viaje es la prueba de fuego de una relación que recién comienza.

 

Para que te sientas en una luna de miel en lugar de una pesadilla, sigue estos consejos de la experta en viajes Nicole Hockin.

Ambos contribuyan a la planificación. La pareja debe tomar un rol activo en planificar el viaje. Investiguen juntos sobre los ofrecimientos de un destino en sitios web que ofrecen la variedad de atracciones, hoteles y críticas de otros viajeros para que hagan una decisión informada los dos.

Saquen ventaja de sus puntos fuertes. Durante la planificación dividan las responsabilidades. Si uno es mejor conductor, el otro puede navegar los mapas. Quien sea más organizado, debe ser el responsable de los documentos. No teman repartirse las obligaciones de acuerdo a las destrezas de cada cual.

Tómenlo con calma. Se entiende que quieran cubrir el mayor terreno en una visita a un destino nuevo, pero no es divertido regirse por un itinerario estricto. Consideren tiempo para relajarse y tal vez tomarse una siesta a media tarde. ¡Cero trabajo, cero niños! ¿Por qué no? Habrá ocasiones que querrán explorar un poco más un lugar o pasar un ratito más largo en un museo. Tengan flexibilidad.

volar-juntos

Comuníquense. En una relación amorosa no deben existir remilgos para expresar lo que se siente. Ya sea si estás hambriento, cansada, aburrido o deseas cambiar los planes, recuerda que tu pareja no puede leer tu mente. Durante una vacación la rutina cambia, así que déjale saber a tu pareja cómo te sientes y no esperes que adivine.

Toma tiempo para ti. Ya sea que deseas descansar o explorar, no viene mal que saques unos instantes para ti. Emplea los tips anteriores y determinen si están de acuerdo que él se vaya a jugar golf, mientras ella visita el spa o visita las tiendas del downtown.

No molestar. Los patrones del sueño pueden alterar las vacaciones. Si tu querido ronca como un lirón, empaca tapones para el oído. Si a ella le gusta dormir hasta tarde, aprovecha esos momentos para hacer una actividad por tu cuenta, dar una caminata o leer un libro.

Prueben algo nuevo. Si suelen visitar el mismo destino, intenten encontrar algo nuevo que hacer cada vez. El experimentar algo juntos por primera vez acerca a una pareja.

Gastos y presupuestos. Los asuntos de dinero causan fricción en una pareja. Es importante que la pareja llegue a un acuerdo sobre los fondos para las vacaciones. Sepan antes de partir con cuánto dinero cuentan y las actividades que pueden hacer.

Aprovechen los servicios de conserjería. Los conserjes de los hoteles tienen acceso a descuentos, conocen los mejores restaurantes y pueden hacer de tu estadía una especial. Comunícale si estás celebrando un cumpleaños o aniversario y te dará recomendaciones para hacerlo memorable.

No tienen que ir lejos. Una vacación es un respiro de lo ordinario. No descartes una visita a un resort local que te dé el relajamiento que necesitas. Una escapada no muy lejos de casa es buena idea si se trata del primer viaje de una pareja o si no deseas estar muy lejos de tus hijos.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2013/06/volar-juntos-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 15) 4,80 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 16




Deja un comentario