En España, alrededor de 600.000 parejas presentan problemas para concebir. Una tercera parte de los casos de esterilidad se deben a la mujer, otra tercera parte al hombre y otra a causas que afectan a los dos.

En la mujer, el 40 por ciento de los casos de esterilidad se deben a la anovulación, es decir no produce óvulos en sus ciclos por diversas causas. Las alteraciones en las trompas de Falopio y en la pelvis femenina son culpables de otro 40 por ciento y alrededor del 10% de los casos están provocados por anomalías anatómicas del aparato reproductor

En el hombre, la causa del retraso en la concepción suele estar en una baja calidad de los espermatozoides provocada, entre otras causas, por el estrés, los medicamentos o determinadas infecciones. Michas veces la astenozoospermia (así se llama la baja calidad y cantidad de los espermatozoides) no supone un diagnóstico de infertilidad, pero si un retraso más o menos prolongado a al hora de concebir.

En los dos casos, conviene esperar al menos un año antes de acudir a un centro de reproducción. Muchas veces un tratamiento farmacológico y mantener las relaciones sexuales durante los días apropiados es suficiente para quedarse embarazada.

La ovulación

La ovulación es el proceso de producción y liberación de un óvulo. Cada uno de los ovarios, de forma alternativa, va produciendo mes a mes un óvulo maduro. Las mujeres con un ciclo de 28 días tienen la ovulación alrededor del día 14 del ciclo menstrual. Ese día, el óvulo maduro se dirige a la Trompa de Falopio donde tendrá lugar la concepción.

La fecundación se produce cuando un espermatozoide del padre se fusiona con un óvulo de la madre para formar una sola célula dotada de su propio código genético propio inscrito en 23 pares de cromosomas.

Muchas mujeres tienen unos síntomas especiales durante la ovulación: dolor en los pechos, aumento del flujo que, además se torna blanquecino y viscoso, e incluso dolor parecido al que se produce con la regla.

El día en que se produce la ovulación, el folículo donde se encuentra el óvulo se rompe y lo libera para ser fecundado. Es una espera corta, porque la vida del óvulo no excede las 24 horas. En cambio, los espermatozoides se mantienen activos hasta cuatro o cinco días, por eso es posible la concepción si se mantienen relaciones antes de que se produzca la ovulación: el espermatozoide puede esperar a que el óvulo madure y esté dispuesto a ser fecundado. Pero la probabilidad de concepción es mayor si el coito coincide con la ovulación: aumenta el moco cervical que favorece la penetración de los espermatozoides.

La humedad vaginal puede indicar los días fértiles

Una forma muy simple de determinar qué días son los que la mujer tiene el ciclo menstrual en los días más fértiles es a través del análisis de las secreciones del cuello cervical uterino y el tiempo de datos de embarazos.

Según los investigadores, el coito no tiene muchas posibilidades de resultar en concepción cuando no se nota humedad vaginal ese día o el día antes.

Todo lo que tiene que hacer la mujer --según los investigadores-- es notar cuándo tiene humedad vaginal que no se pueda achacar a la menstruación, al coito o a alguna infección. Así, las mujeres que quieran quedar embarazadas deben tener relaciones sin protección durante esos días. Este algoritmo, desarrollado por el Instituto de Salud Reproductiva de la Universidad de Georgetown, se llama el método de los dos días (TwoDay method).

El método de los dos días se diferencia de otros sistemas naturales de planificación familiar en que no necesita un registro detallado de las secreciones cervicales y de la temperatura basal del organismo.

Los especialistas aseguran que una pareja normal que se abstenga de mantener relaciones durante los días clasificados como fértiles por el nuevo sistema, puede tener alrededor de un 8% de posibilidad de embarazo en un año de relaciones muy frecuentes, lo que contrasta con el porcentaje de un 97% en una pareja que no siguiera ningún sistema.

Problemas que pueden retrasar la concepción

El ciclo ovárico

Durante la vida reproductora de la mujer sus ovarios liberan los óvulos en ciclos. Cada uno de esos ciclos ováricos suele durar en torno a los 28 días. En la primera mitad de cada ciclo ovárico empiezan a madurar unos 20 óvulos que ocupan unos saquitos llenos de fluido y que reciben el nombre de folículos.

Uno de ellos, que supera a los demás en tamaño, madura y se rompe, liberando así el óvulo que contiene. Eso sucede unos 14 días antes del final del ciclo, al margen de lo que éste dure. Los otros folículos, que también habían empezado a madurar, se secan y sus óvulos se mueren.

El folículo roto se transforma en una estructura que va creciendo durante unos días y que produce una hormona, la progesterona, esencial para el desarrollo del embrión. Si la fecundación no se produce, se seca y, a continuación, se inicia un nuevo ciclo.

El mejor momento para quedarte embarazada

Si se mantienen relaciones sexuales entre los días 10 y 14 a partir del primer día de la regla (los días más fértiles) hay muchas posibilidades de quedarse embarazada. Además, podemos conocer el momento de la ovulación mediante algunas señales externas:

La temperatura basal. En la mayoría de las mujeres sube la temperatura (en muchas mujeres a más de 37 grados). Para conocer el momento de la ovulación mediante este método debes seguir algunas reglas: la temperatura debe tomarse antes de levantarte, siempre en el mismo sitio (la boca, la axila o el recto) y al menos durante un mes. Los días fértiles son las 24 o 48 horas anteriores a esta subida de temperatura

Aparece un flujo más espeso y blanquecino (como si se tratara de clara de huevo)

Algunas mujeres sienten un ligero dolor o molestias en los ovarios

Debes tener en cuenta que una pareja sana necesita como media seis meses para conseguir el embarazo. Por eso, no hay que desesperar si se falla en el primer intento.

Otro problema frecuente es obsesionarte con el embarazo. Muchas madres recuerdan esos días como una especie de carrera hacia la gestación. El exceso de preocupación por conseguirlo provoca mucho estrés y el estrés es enemigo de la concepción. Relajarte es la mejor manera de conseguir el embarazo.

 

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/06/problemas-concepcion-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 1




Deja un comentario