La memoria y el olvido [11-04-2020]

 

Hoy la paradoja se ha convertido en el objeto de mis reflexiones, la enormidad de las contradicciones que nos sacuden en la actualidad me conducen a ello. Se me ocurren unas cuantas. Una de las grandes es la globalización. El problema no es la globalización en sí, el ser humano ha tendido a globalizar, a explorar, a expandirse, a conquistar nuevos mundos; el problema es que nuestros planteamientos no están a la altura porque no son globales. El concepto de viralidad, lo viral, es otra de las paradojas, el uso desconsiderado de ese adjetivo nos hacia creer que ser “virales” era un objetivo, un valor a perseguir, de nuevo la paradoja del lado oscuro de la palabra. Es revelador lo amplio del espectro de las “fakes news”, mentiras y falsedades que luego cuesta desmontar, pero sumidas en un espectro de grises mucho más amplio, es otra pandemia de la que estamos viendo sus posibles efectos macroscópicos.

 

Otra muestra de la paradoja es la respuesta de lo común frente a lo individual y viceversa. La respuesta a la crisis por parte de los estados de una manera individualista, cuando representan lo público, enredados en discusiones económicas y de actuación en defensa de los propios intereses nacionales, de vuelta al cierre de fronteras, a la defensa nacionalista de la respuesta, cuando solo hay un camino: la respuesta común, porque incluso cuando en oriente y occidente se pueda dar por superada la pandemia, quedara el "otro mundo", África, la India, los campos de refugiados, etc, donde incluso pasando por alto los desastres humanitarios, serán depósitos del virus, probablemente seguirá activo mucho tiempo, siendo de nuevo una amenaza para nosotros, para todos.

 

Por otra parte desde la individualidad, en tiempos en los que pensábamos que el egoísmo y egocentrismo supremo estaba instalado en nuestras sociedades, ha surgido la respuesta solidaria en las personas, que es un ejemplo para los estados. A veces nos vemos peor de lo que somos, la inmensa mayoría estamos haciendo grandes sacrificios económicos, afectivos y de libertad, no solo para salvaguardarnos a nosotros mismos, sino también al sistema sanitario y a las personas más vulnerables, además de otras múltiples muestras de solidaridad en el ámbito local y del vecindario, lo cual es una abstracción de nosotros mismos.

 

Otra de la paradojas es la de la memoria y el olvido, los grandes traumas colectivos y por ende los personales, nos hacen recordar episodios históricos anteriores de similares características, la peste, la gripe española, pero también esos mismos traumas esconden mecanismos de defensa psicológica, también a ambos niveles, que se traducen en la tendencia a olvidar, a hacer limpieza de sufrimiento, a volver a la fase anterior, a encubrir todo….deberíamos hacer como Juncal: “…apunto y tomo nota”, no vaya a ser que todo pase al olvido. El virus está escaneando nuestra civilidad.

 

Esto me lleva a observar las otras paradojas más intimas, no por ello menos curiosas. Una es que cuanto más aprendo de mí mismo, mejor me relaciono con los demás, cuanta más introspección llego a tener, mi empatía aumenta y con mayor plenitud puedo relacionarme con lo otros, es paradójico que lo que veo en mí me ayude a ver en los demás. Que sólo cuando me acepto como soy, puedo cambiar. Que, curiosamente, dejar estar un malestar emocional hará que dure menos porque como decía Jung; lo que niegas te somete, pero lo que aceptas te transforma. Otro paradójico ejemplo sería el apego como desapego, no podré disfrutar realmente de algo o de alguien si tengo la necesidad de poseerlo, si nos enfocamos en poseer, el miedo hará su aparición y se puede transformar en pánico ante la posibilidad de la pérdida, impidiendo que disfrutemos plenamente de ese algo o alguien sin ansiedad ni estrés. Llegado aquí, para finalizar, como no, la gran paradoja, el ser humano busca respuestas y lo que halla son más preguntas. Entonces...???

 

Buen día a tod@s!!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

“Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta y gozamos poco de lo mucho que tenemos” W. Shakespeare

El maridaje musical para este paradójico menú de hoy se lo voy a encargar a Love of Lesbian, por medio de una canción que acompaña perfectamente a estos tiempos, "Si salimos de esta"... que saldremos. Que la disfrutéis...va por ustedes!!!

 Aquí a diario Mis Gastrotapasdesde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votos aún)
Loading...
Visitas totales: 0




Deja un comentario