Un día me abrazó tanto la soledad que le tomé cariño, ...
Descargar

Un día me abrazó tanto la soledad que le tomé cariño, lloré como un niño y le conté mil historias, charlamos por largar horas como dos grandes amigos, después nos despedimos y cada quien siguió su camino. Sin embargo, nos vemos de vez en cuando y me alegra su visita, ella sigue siendo la misma, siempre sabia, siempre honesta, siempre lista.

Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 4,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 447
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/05/la-vida-348-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook


Enlace directo:
Imagen:


Deja un comentario