Esperamos que no seas de aquellos que proclaman la conocida frase “La primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido ... ” La primavera, a pesar del célebre dicho, llega cada año y puntualmente el mismo día. Está a la vuelta de la esquina y si queremos hacer algo útil de nuestra terraza es el momento de pasar revista. Se trata de convertir unos pocos metros cuadrados en un espacio ajardinado. No esperes a que sea demasiado tarde.

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Lo primero que has de revisar es el suelo. En general las terrazas suelen estar bastante descuidadas en este punto. Si tu terraza pertenece a un piso de nueva construcción, es muy posible que presente manchas derivadas de la obra que tendrás que eliminar con paciencia y con los productos adecuados. En establecimientos especializados encontrarás una variada gama de productos para eliminar manchas de cemento o pintura sin demasiada dificultad. Una vez que el suelo de tu terraza quede impecable, es conveniente aplicarle al mismo una capa de algún producto impermeabilizante.

CUIDADO CON LOS CAPRICHOS ... PUEDEN SALIRTE CAROS

Ten muy en cuenta que tu terraza ha sido diseñada para soportar un peso específico. No te empeñes en montar un estanque o pequeña piscina sin consultar antes al constructor del edificio si tu proyecto es factible. Cualquier cosa que pueda afectar a la carga máxima permitida por la estructura del edificio puede poner en peligro la estabilidad de la construcción. No es una broma, en este caso concreto es muy importante ser precavido. En cualquier caso, y si tu idea fuera viable, no olvides que debes pedir los correspondientes permisos municipales y ponerlo en conocimiento de la comunidad de propietarios.

AGUA Y LUZ ... ¿ LAS NECESITO ?

Por supuesto que sí. Limpiar la terraza, regar las plantas ... ¿Acaso te parece adecuado transportar calderos desde la cocina pasando con ellos por todo el salón ? Seamos prácticos. En cuanto tu terraza tenga más de dos metros cuadrados será muy conveniente que mandes instalar una toma de agua provista incluso de una llave que permita, en caso de necesidad, adaptar una manguera para regar cómodamente.

Si pretendes utilizar la terraza para cenar de noche sin necesidad de poner velas, deberías también instalar un punto de luz y algún enchufe ... ¿Hay algo mejor que una cena al aire libre con una suave música de fondo ?

Tener la terraza a punto

AMUEBLAR LA TERRAZA

¿Verdad que apetece disfrutar de los primeros rayos de sol primaverales leyendo un buen libro o disfrutando de una buena comida al aire libre? No se trata de sacar a la terraza la chaise longue o aquella butaca que no sabemos dónde colocar. Se trata de amueblar con sentido común.

Elige muebles funcionales y prácticos. Ten en cuenta que el mobiliario de terraza o jardín debe ser resistente tanto al calor como a la humedad. Muebles en madera termolaminada o fabricados con maderas tropicales como la teca o el iroco pueden ser una estupenda opción. Mimbre, médula o junco tratados con lacas resistentes a la humedad son también una buena elección. La ya clásica forja de hierro es una apuesta segura ... baraja cualquiera de las posibilidades.

En la medida de lo posible, y siempre que tu presupuesto te lo permita, evita adquirir muebles de plástico para amueblar tu terraza. Si bien son muy baratos; los muebles fabricados con este material se recalientan excesivamente, atraen el polvo y, en el caso de plásticos coloreados, envejecen rápidamente por efecto de los rayos solares presentando un aspecto lamentable.

COLOCAR UN TOLDO

El toldo cumple un gran papel en la decoración de las terrazas. Su utilidad, tanto a efectos prácticos, como decorativos es indudable. Procura que cojines y demás accesorios textiles vayan en consonancia con él.

Ten en cuenta si vives en un piso, que el toldo que pretendes colocar - en cuanto a que afecta directamente a la estética del edificio - deberá ser aceptado por el resto de la comunidad de propietarios. No te empeñes pues, en colocar un toldo con rayas verdes y blancas cuando el resto de los vecinos lo tienen a rayas grises y rojas ... Desventajas de la propiedad mancomunada.

CUANDO LLEGA EL INVIERNO ...

La terraza se nos pone de capa caída. Ya no podemos utilizarla ni disfrutarla y tenemos que preservar los muebles de la humedad y las heladas ... ¿Qué hacer ?

Lo mejor es retirar los muebles y llevarlos al trastero si tenemos la inmensa suerte de disponer de él. Otra solución muy práctica, aunque poco estética, consiste en cubrir todo el mobiliario con plásticos impermeables que los protejan de las inclemencias del tiempo hasta la próxima primavera.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/05/terraza-apunto-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 0




Deja un comentario