¡Aprender a controlarse!

 

Algunos hábitos de conducta como morderse las uñas, fumar, comer o beber más de lo habitual, rascarse la cabeza, golpear objetos o tartamudear, no ayudan a afrontar las situaciones de ansiedad; es más, a menudo, lo que hacen es empeorarla.

Aprender a autocontrolarse

Para eliminar o cambiar estas conductas, le será de gran utilidad conocer y practicar algunas técnicas de autocontrol. Ser dueño de su propia conducta le hará sentirse mejor, conózcase y aprenderá a autocontrolarse.

habitos-conducta

Para ello:

 

  • Aprenda a analizar su conducta, pregúntese: ¿qué sucede antes de que me comporte así? ¿qué me lleva a actuar de esta manera?.
  • Una vez descubierto ese "Qué", aprenda a controlarlo. Puede hacerlo modificándolo o eliminándolo.
  • Ejemplo de modificación: si acercar las manos a la boca le lleva a morderse las uñas, colóquelas sobre sus rodillas.
  • Ejemplo de eliminación: si tener dulces en el armario le empuja a comer más, no compre productos con alto contenido de calorías y sustitúyalos por fruta.
  • Determine de antemano las consecuencias de su conducta. Por ejemplo, si su objetivo es no rascarse la cabeza durante una entrevista de trabajo, otórguese con antelación un premio por lograr el objetivo ( decirse que es genial, comprarse algo que desea) y una sanción por no hacerlo (prívese de algo que le guste, no vea la tele,…)

 

¡CONÓZCASE Y PLÁNTELE CARA A LA ANSIEDAD!

Cada persona es diferente y como tal tiene distintas respuestas de estrés. El conocerse a uno mismo, va a permitir modificar aquello que afecta emocionalmente. Como las respuestas de estrés son diferentes en cada persona, lo primero que debe hacer para poder modificarlas es saber cuáles son. Para ello es necesario practicar la auto-observación.

Esta tarea puede parecerle una tontería; todo el mundo“cree” conocerse muy bien pero lo cierto es que aunque tenga una idea general de cómo es, es muy probable que (a no ser que se examine de manera consciente y premeditada) no sepa concretar exactamente sus reacciones. ¡Muchas personas llegan a sorprenderse, cuando se observan detenidamente!

Ejemplo de auto-observación

Pararse a escribir cómo piensa, siente y actúa frente a una situación, es una buena técnica para empezar a auto-observarse. A continuación se le presenta un buen ejercicio para empezar a conocer sus respuestas ante situaciones de ansiedad. Intente responder, frente a estas situaciones: ha perdido el tren o el autobús, habla con una persona que le atrae sexualmente, está en un atasco, ha olvidado una tarea importante; qué piensa, qué siente, qué hace.

Guardar

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/10/habitos-conducta-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 7) 4,86 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 0




Deja un comentario