Conseguir un embarazo no es algo sencillo para muchas mujeres. Sólo un 25 por ciento lo consiguen al primer mes; un 60 por ciento se queda embarazada después de dos o tres meses y la mayoría (el 85 por ciento) tendrá que esperar un año.

Y es que la especie humana es poco reproductiva. Incluso, si se mantienen relaciones sexuales durante los días fértiles, sólo se logra la fecundación como máximo en un 25 por ciento de los casos.

Estos datos han motivado que los especialistas recomienden esperar doce meses antes de comenzar un plan de diagnóstico y tratamiento de infertilidad. Pero antes de alarmarte, conviene que sigas algunos de los consejos recomendados por los expertos para conseguir el embarazo cuanto antes.

Cuándo hay que mantener relaciones sexuales

La época apropiada para mantener relaciones sexuales es durante la ovulación. Esta tiene lugar hacia la mitad del ciclo menstrual, aunque el margen es muy amplio, pues no se puede precisar con exactitud cuándo se va a producir. El día de la ovulación, el folículo donde se encuentra el óvulo se rompe y lo libera para ser fecundado pero sólo puede se mantiene dispuesto durante 24 horas,

Si prestas atención a los cambios que se producen en tu organismo, es relativamente fácil darse cuenta del momento en que se produce la ovulación:

- Los días previos aumenta el flujo y se torna viscoso, similar a la clara de huevo. Esta textura favorece la movilidad de los espermatozoides en su camino hacia el óvulo.

- La ovulación puede acompañarse de dolor abdominal e, incluso de una pequeña hemorragia causada por la ruptura del folículo.

- La temperatura basal alcanza su pico máximo el día de la ovulación. Notarás que aumenta unas décimas y eso te indicará que se inicia el periodo fértil.

Mantener relaciones durante esos días aumenta la posibilidad de embarazo.

 

¿Qué métodos existen para conocer los días fértiles?

Si no eres capaz de detectar estos signos, existen varios métodos que podrán ser de gran ayuda:

  • Método sintotérmico. Se basa en el registro diario de la temperatura basal, la observación del moco cervical y del cuello útero, que varían mientras se produce la ovulación. Para hacerlo correctamente, es necesario que lo enseñe un monitor. Puedes preguntar a tu ginecólogo o matrona para que te de las pautas necesarias para interpretarlo.
  • Los test de ovulación. Funcionan de forma parecida a los test de embarazo. Sólo es necesario depositar unas gotas de orina sobre una tira reactiva que se encarga de analizar la presencia de una hormona (LH) que aparece unas doce horas antes de que se produzca la ovulación. Cuando el test sea positivo, conviene que mantengas relaciones sexuales cada dos o tres días. Puedes adquirirlos en farmacias, y en España su precio aproximado está entre los 30 y 50 euros.
  • Bioself. Es un dispositivo provisto de un termómetro electrónico que además de tomar la temperatura basal registra la fechas de la menstruación para establecer el periodo de ovulación. Durante los días fértiles se enciende una luz roja.

 

¿Hay que hacer el amor todos los días?

Curiosamente, mantener relaciones con excesiva frecuencia puede retrasar el embarazo. Después de cada eyaculación el número de espermatozoides disminuye y aumenta de nuevo después de dos o tres días sin mantener relaciones. A partir del quinto día, comienzan a envejecer y pierden movilidad. Por tanto, es recomendable tener relaciones sexuales cada dos o tres días, ya que así los espermatozoides serán abundantes y sanos.

En cuanto a la postura, no existe una más recomendable que otra. El moco cervical actúa de vehículo para los espermatozoides independientemente de la postura que se escoja.

Tampoco influye que parte del semen salga de la vagina después de la penetración, ya que quedarán dentro varios miles camino del óvulo. Se mantienen vivos durante 72 horas, por eso puedes quedarte embarazada si mantienes relaciones antes de que se produzca la ovulación: el espermatozoide puede esperar a que el óvulo madura y esté dispuesto a ser fecundado.

Favorecer la concepción: No es tan fácil quedarse embarazada

¿Qué otras medidas puedo tomar?

Los especialistas recomiendan comenzar a actuar como si ya estuvieras embarazada. Además de tomar suplemento de ácido fólico desde que inicies el plan para conseguir el embarazo (no aumenta las posibilidades de éxito pero es esencial para prevenir defectos congénitos del bebé) debes seguir estos consejos:

  • Tranquilidad: está comprobado que el estrés, los nervios y la ansiedad son enemigos de la concepción. En los periodos de estrés se producen alteraciones hormonales que pueden llegar a inhibir la ovulación o a provocar una sequedad vaginal que impida la producción del moco que facilita e transporte de los espermatozoides. Además, el estrés también a afecta al hombre que puede ver reducido la cantidad y la calidad de los espermatozoides.
  • Come bien: no es mejor momento para iniciar una dieta para adelgazar ya que está demostrado que la rápida disminución de peso interfiere en la ovulación. Una dieta rica en verduras, frutas y proteínas favorece también la producción de espermatozoides sanos.
  • No fumes: Está comprobado que el tabaquismo puede provocar problemas de infertilidad. Las sustancias nocivas del tabaco provocan que en algunos casos disminuya la ovulación de manera cíclica y se ha descubierto que "mata" las células reproductoras lo que hace que las fumadoras tengan muchos más problemas para concebir que las que no lo hacen. Al dejar de fumar, las posibilidades aumentan casi inmediatamente.

 

La Viagra femenina: un gel estimulante

En el mercado hay numerosos productos para mejorar las relaciones sexuales y que sean así más placenteras. Los fármacos para el hombre son numerosos, pero no lo son tanto para la mujer.

Ahora existe un gel, elaborado por laboratorios farmacéuticos norteamericanos, que se aplica en la zona genital femenina con el objetivo de aumentar el placer sexual en las mujeres.

El producto se denomina Viacreme y no receta médica. según sus fabricantes está elaborado con productos naturales.

Los creadores de este gel afirman que las concentraciones de los ingredientes activos son diluciones estudiadas y adecuadas a los tejidos genitales femeninos, debido a que estos son extremadamente sensibles, Viacreme estimula sin producir irritación".

Al parecer, Viacreme se extrae del sobre por presión y se aplica sobre las yemas de los dedos. Según el laboratorio que lo ha creado, se puede reaplicar tantas veces como se considere necesario.

Para que sea efectivo, hay que aplicar el Viacreme en el área del clítoris. El efecto óptimo de Viacreme es de 10 a 30 minutos después de la aplicación, pero éste puede variar en función de la mujer.

 

Se puede elegir el sexo del bebé

El sexo del bebé es una casualidad inexplicable aún para los científicos. El azar parece que es el único responsable de que un bebé sea niño o niña. Durante años se han extendido muchas creencias para conseguir engendrar un niño o una niña, pero lo cierta es que carecen de suficiente base científica, aunque algunas se basan en teorías más menos válidas.

Hasta el momento, la fecundación in vitro es la única técnica que posibilita elegir con un margen de relativa seguridad el sexo del bebé, pero sólo se puede llevar a cabo en los casos en los que se puede evitar una enfermedad hereditaria asociada al sexo, como la hemofilia, la distrofia muscular o el síndrome de Hunter, propias todas de los varones, mientras que la mujer sólo es portadora.

Los cromosomas

El sexo del bebé se determinada en el momento de la fecundación. El cromosoma del óvulo siempre es X (femenino) pero los espermatozoides pueden ser X o Y (masculino). Los espermatozoides portadores del cromosoma X son de mayor tamaño y peso lo que les hace más lentos, pero más vigorosos. Los espermatozoides portadores del cromosoma Y son más pequeños, mucho más veloces y menos resistentes. Si los espermatozoides Y (los masculinos) son más rápidos llegan antes al óvulo, por eso, si se mantienen relaciones cuando el óvulo ya esta maduro, tendrán ventaja frente a los X y habrá más posibilidades de engendrar a un niño. En cambio, los espermatozoides con cromosoma X son más longevos por lo que si se tienen relaciones más distanciadas de la ovulación, hay más posibilidades de que se engendre una niña.

¿Influye el estrés?

Durante los últimos años algunos estudios han relacionado el estrés del padre con aumento de embarazos de niñas. Los espermatozoides portadores del cromosoma masculino son más débiles que los femeninos y están más expuestos a condicionantes externos como el estrés o la edad del hombre.


 

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/07/concepcion-embarazada-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votos aún)
Loading...
Visitas totales: 10




Deja un comentario