Un vinculo increible y, a pesar de todo, inquebrantable [10-06-2020]

 

En los últimos tiempos de mi vida no he dejado de recuperarme, no he dejado de recuperar. Recuperarme físicamente, en la larga convalecencia. Recuperar las mil pérdidas que mi agitada y encegada vida anterior había ido dejando, como las migas de pan del cuento, por el camino.

 

Aunque el cambio se produce de dentro hacia afuera de una manera volcánica, eruptiva, ha sido crucial la recuperación y el apoyo del entorno afectivo, de los amigos, de los seres queridos, de la familia.

 

Sin tus seres queridos la vida sería mucho más difícil, menos alegre. No importa lo que suceda, tu familia estará a tu lado. Saberse querido, apoyado, animado, es una sensación muy reconfortante. Me he dado cuenta que tu familia te quiere por lo que eres, que aceptan perfectamente tus imperfecciones, que aunque no amen tus defectos, tus debilidades, te quieren aún más a causa de ellos. Me he dado cuenta de que se hace más fácil manejar los desafíos que enfrento porque no tengo que enfrentarlos solo. He comprendido, en general, que la familia son muchas cosas, es amor, un hombro en el que apoyarse, una conexión significativa, un vinculo increible y, a pesar de todo, inquebrantable.

 

Aunque no podemos elegir la familia en que nacemos, muchos tuvimos una suerte extraordinaria. Puede que nuestra familia no sea perfecta pero seguro que sucedió por algo el pertenecer a esa familia, el caer ahí, definitivamente era la familia perfecta para uno, para todos, para aprender, para evolucionar.

 

En toda cultura, la familia es la que imprime a sus miembros de una identidad propia, principalmente de dos maneras contrapuestas, dándonos sentido de pertenencia y, a su vez, el deseo de separarnos de ella. Todos formamos parte de un legado familiar, de ese grupo donde están nuestras raíces, pero donde sin importar lo mucho que amemos a los nuestros, en algún momento, sentimos el deseo de alejarnos, de hacer vida propia, de construir nuestra propia realidad. Pero no deja de ser innegable que a pesar de la proyección de traumas de padres a hijos, a pesar de los conflictos, a pesar de los malentendidos, a pesar de...en los malos momentos, en los momentos más traumáticos, la familia es el soporte desde el cual cada miembro halla la seguridad para seguir creciendo, para sentirse apoyado, respetado, querido, cuidado. Nada es tan importante como sentir ese amor anclado en nuestras raíces, ese cariño que arropa y que sabe dejar ir a la vez.

 

No obstante, he de decir que aunque la familia como concepto usual nace del lazo sangre, en mi caso, y me imagino que en todos nosotros también, no solo depende de este lazo. Pero tampoco depende exclusivamente de la amistad, sino más bien de ambos, los miembros de mi familia pueden ser buenos amigos, pero también mis mejores amigos, estén relacionados o no conmigo, son mi familia.

 

Tod@s l@s que recibís estas palabras cada día formais parte de mi "familia", esa que engloba todo, con lazo o sin lazo. Tan solo deciros que os quiero y agradeceros el estar siempre ahí. Es un privilegio contar con vosotr@s, es un placer sentirse respaldado.

 

Buen día a tod@s!!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

“Cuando todo se va al infierno, la gente que está a tu lado sin vacilar es tu familia.” Jim Butcher

Os dejo con "Family Man" de Lily Allen...una bonita canción para empezar la mañana.

el-pinche-feliz

 Aquí a diario Mis Gastrotapas← desde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 4) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario