El agua como elemento simbólico de Creación Universal [01-04-2020]

 

Escucho la lluvia caer, la lluvia bien caída, de cadencia rítmica, y me imagino como limpia la atmósfera, como empapa la tierra, purificándolo todo, insuflando de vida la naturaleza. Pienso que en cuanto amanezca voy a dar una inmensa bocanada de aire fresco desde la ventana, creo que será una de las bocanadas de aire más limpio y puro inhaladas en el entorno urbano desde que nací, sólo hay que observar los datos de contaminación en el mundo desde el parón forzado. Como esos datos revelan que el planeta, cuan fumador empedernido que abandona el fatal hábito, en pocos días inicia una sensación de "limpieza" de toxinas inmediatas. Y el agua como elemento simbólico de Creación Universal, de adaptación (sólo hemos de recordar su capacidad de pasar de un estado a otro, o de adaptarse al continente), de purificación y de limpieza, se transforma en un símbolo de gran poder espiritual. "Be water my friend".

 

Pero de vuelta a la realidad, recuerdo una pequeña noticia leída ayer, que pudo pasar desapercibida entre otras más "poderosas y grandilocuentes", pero que a mí me conmovió por su simbolismo de lucha, de esperanza, de soplo de aire fresco para todos. Me refiero a la historia del pequeño Leonardo, un bebé de una pequeña ciudad de Lombardia, Corbetta, que ha conmovido a nuestros vecinos y compañeros de fatigas italianos, en Italia se ha convertido en un símbolo de la lucha, de la esperanza de todo un país.

 

Leonardo fue ingresado en febrero con fuertes síntomas de COVID que se tornaron en graves en pocos días, la lucha titánica de Leonardo, de sus afligidos padres, de los médicos y sanitarios que lo atendieron, ha dado sus frutos y tras cincuenta días ingresado fue dado de alta. Las palabras del alcalde de la localidad publicadas en Facebook dicen mucho del por qué los italianos han adoptado a Leonardo como su símbolo:

“Hoy tenemos una razón más para sonreír, para ser felices, para sentirnos aún más una comunidad unida. Hoy miramos la cara maravillosa de la esperanza, nuestra esperanza. Corbetta, demos la bienvenida a casa al pequeño Leonardo, recién dado de alta del hospital donde ganó la batalla contra el coronavirus! Muchas gracias Leo, muchas gracias a sus padres que nunca se rindieron. Trajeron el verano a los corazones de todos los Corbettesi. Vamos Corbe”.

 

Se puede leer en la misma noticia, que los sanitarios italianos escribían mensajes de esperanza en los pañales del bebé, y pienso que a las plegarias no les importa el "medio de comunicación" y me enternece imaginarme cambiando al bebé entubado y escribiendo en su pañal "animo Leo, tu puedes" o" fuerza Leo, vamos a por otro día", llueve en mis ojos también. Me imagino que, como cuentan, no se rindió nunca, no se rindieron nunca, que la energía y el brillo de la mirada de éste bebé iluminó cada día para tratar de sacar adelante a los enfermos, a sobrevivir, a luchar, a vencer. Si el caso de Leonardo se ha convertido en la bandera de esperanza de los italianos, yo también"adopto" espiritualmente al pequeño y lo hago mío para que me insufle, a parte de ternura, valor y esperanza.

 

Así que, arriba ese ánimo, arriba esa esperanza, arriba esa fuerza, dejemos que salgan, dejemos que se desborden e inunden todo y a todos, escribamos en nuestro "pañal colectivo" o en papel higiénico, que tenemos mogollón, simbólicas plegarias de esperanza.

 

Os quiero bandid@s!!!

Hoy os dejo una canción de sobra conocida que es una bella plegaria en sí misma, "I Say a Little Prayer", de Aretha Franklin, volverla a escuchar es un placer.

Esta va especialmente dedicada a tí...Marisa.

Feliz día a tod@s!!!

 Aquí a diario Mis Gastrotapasdesde la "Oronja Home"

 

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario