La psicología humana es uno de los misterios más apasionantes que no dejan de ser investigados a través de todas las culturas y épocas. Cada civilización genera sus propias claves para comprendernos mejor a nosotros mismos.

Y desde el siglo veinte occidental no ha sido menos, con la aparición de grandes exploradores del alma como Freud o Jung. Sin embargo, éste es también un tiempo de Síntesis, donde las sabidurías ancestrales y tradiciones de conocimiento espiritual son revisadas, actualizadas e incorporadas al acerbo científico. Entre todas ellas, existen dos visiones exóticas –aunque nos son muy próximas en el espacio y en el tiempo– que sólo recientemente han adquirido un reconocimiento para los modernos practicantes del arte de curar el espíritu.

eneagrama

Una de ellas proviene del Sufismo, una de las aportaciones más ricas e integradoras de todos los aspectos del saber humano. Esta concepción sufí es el Eneagrama, la intuición de los procesos dinámicos en que suceden todos los fenómenos, y su aplicación a la formación del carácter y percepción del ego individual. Es decir, el anonadante descubrimiento de los "nueve tipos humanos" fundamentales y de sus principios de evolución transpersonal.

Otra de esas visiones transmitidas de generación a generación es la del Tarot, y sus arquetipos de conciencia vibrando en el sustrato de todos nuestros pensamientos, sentimientos y actos.
tarot
Cuando unimos ambas herramientas de comprensión y realización del potencial humano, Eneagrama y Tarot, cada una de sus filosofías se ilumina recíprocamente de un modo revelador y definitivo, despertándonos a su validez y exactitud práctica, tanto para abrirnos a nuestra propia energía de ser, haciéndonos capaces de actualizar el propósito esencial de nuestra alma, como para interactuar con cada persona desde el respeto, el fluir sabio, la armonía y la efectividad creadora; las relaciones con los demás se vuelven el campo de nuestra mutua emancipación y gozo.

En esta simbiosis de Eneagrama y Tarot asimilamos, mediante ejercicios de comunicación interpersonal, visualización, viaje al subconsciente y canalización intuitiva, cual es nuestro arquetipo de personalidad, sus tesoros espirituales y los medios de liberarnos de los condicionamientos egoico-culturales que nos mantenían en un estado muy limitado de manifestación y experiencia de la plenitud de nuestra propia alma, y de la realidad que hemos venido a crear.

 

Guardar

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/03/eneagrama-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 12) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 69




Deja un comentario