Todas las sustancias farmacológicas tienen algún efecto secundario.

 

Si no los tuvieran habría que dudar de su efecto curativo. Es algo inherente a todas las moléculas que tienen propiedades terapéuticas. Pero algunos de esos efectos son perjudiciales al organismo.

Cada español guarda en su casa una media de doce medicamentos. Y gran parte de ellos no han sido recetados por un doctor. A veces estas reservas son consecuencia de un tratamiento médico prescrito. Pero lo habitual es que sean medicinas sobrantes de partidas utilizadas anteriormente para curar alguna enfermedad.

La “automedicación responsable” siempre entraña un riesgo.

La información y la formación que el ciudadano de a pie tiene con respecto a los fármacos es parcial. En temas de automedicación hay que actuar con una extrema responsabilidad y prudencia. En la medicina no hay enfermedades, sino enfermos. Lo que a unas personas les supone un alivio, para otras puede ser todo lo contrario.

efectos-secundarios

ANALGÉSICOS

Los fármacos indicados para combatir el dolor leve son los más vendidos en España. Sin embargo, a pesar de que no es necesaria una receta médica para adquirirlos, no están exentos de efectos adversos.

Acido acetil salicílico. Inicialmente está indicado para calmar el dolor. También tiene cualidades antipiréticas para reducir la fiebre. Se utiliza en reumatología por su capacidad antiinflamatoria. Pero su efecto vasodilatador hace que facilite las hemorragias. También puede lesionar la mucosa gástrica en tratamientos de larga duración y causar ardor de estómago y náuseas.

Paracematol. Se utiliza para calmar el dolor leve o moderado y reducir la fiebre. Si se utiliza durante más de diez días seguidos o en dosis muy altas (más de cuatro gramos diarios) puede producir problemas en el hígado.

Ibuprofeno. Calma el dolor moderado, reduce la fiebre y es antiinflamatorio pero puede producir erosión gástrica, náuseas, dolor de estómago y también mareos.

Metamizol, también se usa para el dolor moderado, es antiinflamatorio y reduce la fiebre. Se recomienda comprarlo con receta médica aunque puede hacerse sin ella. Como efecto secundario más importante puede producir ocasionalmente erupciones cutáneas y potenciar la acción de los tranquilizantes.

ANTIÁCIDOS

Tienen el aluminio y el magnesio como principios activos. Están indicados para tratar el ardor de estómago. También resultan útiles para tratar las gastritis y para las molestias digestivas transitorias y leves, como una indigestión.

Como efectos secundarios pueden reducir la absorción de las tetracidinas de la que están compuestos algunos antibióticos y otros medicamentos, haciendo que sus efectos disminuyan. No están indicados en casos de insuficiencia renal. Pueden producir estreñimiento.

ANTITUSÍGENOS

Tratan los diferentes tipos de tos. Estos tratamientos suelen ir acompañados con otros fármacos para resfriados.

Cloperastina. Trata cualquier tipo de tos pero puede provocar somnolencia.

Dextrometrofano. Está indicado para calmar la tos. Carece de efectos analgésicos y no es adictivo. A dosis terapéuticas no se conocen efectos secundarios, aunque puede producir somnolencia y alteraciones gastrointestinales en personas con problemas de estómago.

Fosfato de Codeína. Necesita una receta médica. Elimina la tos, sobre todo la seca e irritativa. También puede producir somnolencia y estreñimiento. Si el tratamiento es prolongado puede aparecer un síndrome de dependencia.

LAXANTES

El 42% de los españoles sufre problemas de estreñimiento. Estos fármacos se utilizan para aliviarlo o combatirlo.

Mucílago, Anís, Belladona y Parafina. Aumentan el tamaño de las heces y provocan movimientos intestinales. No deben emplearse en caso de dolor abdominal sin diagnosticar o cuando se sufre alguna hemorragia intestinal. Tienen riesgo de habituación, por lo que no deben utilizarse más de una semana seguida. Reducen la eficacia de los antibióticos cuando se combinan.

Las Sales y el Senóxido de Magnesio y Sodio. Pueden producir irritación intestinal. No deben usarse en caso de dolor abdominal sin diagnosticar o hemorragia.

Glicerina y Peptina. Indicadas para el estreñimiento infantil. Los supositorios pueden producir algún tipo de irritación rectal si se utilizan durante largos períodos de tiempo.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/08/efectos-secundarios-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 10) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 28




Deja un comentario