Me imagino que vienen días duros [24-03-2020]

 

Todavía es de noche, falta poco para amanecer y hoy en vez de escuchar música para mi primer desayuno emocional, como suelo hacer cada día, he decidido escuchar desde mi balconcillo el silencio. Un silencio que no es tal, no hay actividad humana enturbiando la quietud, pero la música la ponen una decena de diversos trinos y cantos de pájaros que ya están agradeciendo la salida del sol antes del amanecer, ya lo agradecen por adelantado. Y reflexiono sobre como estos seres agradecen la venida del día a pesar de lo que les haya ocurrido ayer, seguro que perdieron algún compañero víctima de un depredador, o alguna cría víctima de la tormenta o ...Y me imagino que vienen días duros, más duros que los pasados, a nivel colectivo, a nivel personal. Y me imagino que vendrán días de llanto y dolor, pues será muy probable, si no lo es ya, que podamos tener algún familiar, amigo, conocido, vecino, dentro de las bajas que se produzcan el los próximos días de viaje en busca del famoso pico de la curva, de ese jodido Tourmalet. Pues lloraremos, tenemos derecho a llorar, nuestros corazones heridos sanarán con el tiempo, sellando en nuestro interior el amor y la memoria de nuestros perdidos para confortarnos. Siempre nos faltara algo, como el que pierde una pierna, pero podremos aprender a bailar con la cojera.

 

Pero también, seguro que hemos llorado o lloraremos de alegría, yo estos días atrás me he hinchado a llorar y si llorar tiene un efecto sanador de descarga, llorar de alegría es una emocionante sensación agridulce de que esas saladas gotas de agua son las palabras que no podemos decir, que se derraman en metafóricos torrentes por nuestro rostro. He llorado recordando a los ausentes, he llorado con las reconciliaciones, con los reencuentros, también con los pequeños gestos, con la niña que ayer tocaba el clarinete desde su balcón, sin ningún atisbo de postureo, para si misma, pero también para nosotros, que asomamos el hocico al escucharla y nos emocionamos enormemente.

 

Ahora sé que aunque nunca superemos las grandes pérdidas, las absorberemos, nos cambiarán, nos transformaremos en personas mejores, diferentes. Sé que aunque la vida nos pueda parecer nada más que una serie de perdidas, en los momentos de dolor, como responderemos ante esas perdidas, lo que haremos con lo que nos quede, esa será la parte que tendremos que imaginar al andar nuestro camino vital. Y como todo camino, el camino más tortuoso y largo también tiene su fin, como la noche más lúgubre termina con la llegada de la mañana.

 

Seguiré pendiente de esos momentos de gran belleza que aparecen en los lugares más inesperados, incluso cuando las cosas parecen ponerse más negras, pensando que en los tiempos difíciles no crean a los héroes, sino que es en los tiempos difíciles cuando se revela el "héroe" dentro de nosotros. Como dijo Martin Luther King, "La verdadera medida del hombre no la da su actitud en momentos de fortuna o bienestar, sino cuando se enfrenta a las adversidades de la vida".

 

Sois mis heroes y heroinas, os quiero. Buen día a tod@s!!!

Hoy os dejo una canción, "Capitán Trueno", de Asfalto. Un héroe de nuestra infancia que seguro recordaréis, los más jóvenes preguntar a vuestros padres o buscar en la red. Dejo dos versiones, la clásica y otra creada por el mimo grupo en 2011, más cañera y compacta.

 Aquí a diario Mis Gastrotapasdesde la "Oronja Home"

 

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 3




Deja un comentario