El calcio es el mayor componente del tejido óseo, por lo tanto conviene aportar a nuestro cuerpo la cantidad necesaria.

 

Bien a través de una dieta alimentaria, bien a través de suplementos, los niveles de calcio nunca deben estar por debajo de los miligramos recomendados para cada edad.

El calcio es el mineral de nuestro organismo más esencial, tanto para la formación de los huesos, como para mantener estos fuertes.

El 99% del calcio del organismo se encuentra en los huesos y en los dientes. El 1% restante se reparte entre la sangre y la musculatura. Aunque este 1% resulte ridículo, hay que destacar que sin él los músculos no se flexionarían correctamente, la sangre no se coagularía y los nervios no transmitirían los mensajes correspondientes al resto del organismo.

calcio

El calcio esencial

Por tanto, parece obvio que se le dé gran valor al tener una dieta que aporte los niveles suficientes de calcio al organismo. Los miligramos recomendados al día varían según la edad. Entre los 4 y 8 años se recomienda un consumo diario de 800 mg, entre los 9 y 18 años 1.300 mg, hasta los 50 años 1.000 mg, y por encima de esa edad, 1.200 mg. Durante el embarazo y la lactancia conviene aumentar esos niveles hasta los 2.000 mg.

Además, introducir este mineral en la dieta resulta esencial, porque es lo que protege el calcio que tienen, de por sí los huesos. Si el organismo no recibe suficiente calcio a través de la dieta, el cuerpo automáticamente lo extraerá de los huesos. Si estas cantidades no se restituyen al mismo tiempo, se produce el debilitamiento los huesos y estos llegan a romperse con gran facilidad.

Leche y derivados lácteos, cuidado

La leche y todos sus derivados son una fuente que más calcio proporciona en toda dieta. De siempre hemos creído que este consumo es una de las maneras más fáciles de satisfacer las necesidades de calcio en el organismo, y aunque en parte es cierto, debemos saber que la leche se recomienda todos los días en el caso infantil, mientras somos niños. Los adultos encontramos calcio en los alimentos incluidos en el grupo compuesto el yogur, queso, verduras y otros alimentos.

En la pirámide alimenticia cada grupo ofrece una combinación única de nutrientes y los alimentos de un bloque no pueden reemplazar a los de otro grupo. Para gozar de buena salud, se necesita comer todos los alimentos indicados.

El grupo compuesto por leche, yogur y queso es una de las partes de la pirámide que más calcio proporciona al organismo, aunque también hay otros alimentos que tienen calcio y se enmarcan en otros grupos. Como por ejemplo las hortalizas de color verde oscuro, las nueces, los cereales, los frijoles, así como el salmón y las sardinas enlatadas, siempre y cuando se coman las espinas.

Estos alimentos pueden ayudar a llegar al nivel de calcio necesario.

Mujeres a los 50

Las mujeres que superan los 50 años, por lo general han sufrido la menopausia. Esta va asociada a una reducción en el nivel de estrógenos que, a su vez favorece la destrucción progresiva de la masa ósea. Así se genera una enfermedad llamada osteoporosis que debilita la densidad ósea. Aproximadamente 25 millones de mujeres tienen cierto grado de osteoporosis.

En esta situación es fundamental tomar una dieta rica en calcio. Por ello, la FHOEMO (Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Oseas) recomienda para cubrir la cantidad de calcio necesario, tomar yogures, queso, hortalizas de color verde oscuro, las nueces, los cereales, los frijoles, así como el salmón y las sardinas enlatadas, siempre y cuando se coman las espinas. Estos alimentos se pueden alternar a lo largo de la semana.

Por otro lado, es necesario que el resto de las comidas sean equilibradas y ricas en vitamina D. Sin exceso de proteínas ni de grasas, así como de sal.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2018/04/calcio-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 7) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario