Melenas sanas

 

Cada tipo de cabello tiene unos cuidados específicos, pero los largos necesitan tratamientos y una dedicación mucho más exigente que los peinados cortos.

 

Si quiere que su pelo luzca sano, suave y con brillo, estos son algunos de los consejos que le ayudarán a conseguir una melena sana y lucida.

El cabello largo hay que nutrirlo e hidratarlo constantemente para que no se enrede y no surjan problemas como puntas abiertas y pérdida de volumen. Necesita este cuidado extra porque es más viejo y, por lo tanto, más frágil.

La salud de su pelo, por otra parte, dependerá en gran medida de la agresividad de los productos que utilice. Los tintes, las mechas, el secador o las planchas se deben usar con moderación y tratar de sustituirlos por cremas, ceras y geles. Además, el uso de acondicionadores y buenas mascarillas hidratantes son fundamentales.

cabellos-largos

Pelo sano y brillante

Para que su pelo luzca sano y brillante lo más importante, al igual que ocurre con la piel, es que lo tenga hidratado. Dependiendo del tipo de cabello -seco, normal o graso- se necesitará más o menos hidratación. Mantener la salud de tu cabello no tiene demasiados secretos.

Los profesionales recomiendan cortarse el pelo, al menos, una vez cada dos meses. Para las melenas largas, es importante el uso de productos de buena calidad y recomiendan no dejarse llevar por “gangas” que prometen mucho pero no arreglan nada.

Sustituir los secadores

Los secadores, planchas, tenacillas, etc. son muy agresivos con el cabello. Actualmente, en el mercado hay productos que ayudan a moldear el pelo y consiguen efectos sorprendentes. La tendencia la marcan ahora las ceras que son muy recomendables porque su textura no daña el cabello y ayuda a evitar encrespaciones.

Por otro lado, están los productos que se utilizan antes del lavado y que son muy eficaces con los cabellos largos. Se trata de cremas, aceites y mousses que están fabricadas con aceites esenciales y que ayudan a trabajar el pelo más fácilmente y prepararlo para el brushing. Otra opción la ofrecen los productos que se utilizan después del lavado, aunque no se recomiendan para los cabellos grasos.

 

¡Adiós a las puntas abiertas!

El maltrato continuado del pelo, bien sea por agentes externos como los rayos solares o la humedad, o agentes internos como planchas y secadores, hacen que el pelo se seque y debilite, dañando la cutícula y provocando fisuras en las puntas. Los cabellos largos están sometidos a estos agentes de manera más intensiva, por lo que si se quiere mantener unas puntas sanas lo mejor será seguir unos cuidados específicos.

  • En primer lugar, las puntas abiertas no se cierran. Para sanear el cabello es preciso cortarlas, pero si quiere mantener la melena larga se puede ir despuntándolas poco a poco.
  • Acuda a un buen profesional. Que se le abran las puntas dependerá también en gran medida de cómo le corten el pelo.
  • Hay que utilizar tratamientos nutritivos que penetren en las puntas. Los acondicionadores intensivos y las mascarillas hidratantes suelen dar muy buen resultado en estos casos.
  • Tenga en cuenta que si tiene un corte de pelo con varias capas es más fácil que tenga puntas abiertas.
  • Usar secadores y planchas habitualmente contribuye a abrir las puntas y a resecar el pelo. Sustitúyalos por ceras, geles y cremas que aportan vitaminas al cabello y ayudan a controlarlo.

Como usar acondicionadores y mascarillas

Como hemos dicho el uso de acondicionadores y mascarillas es fundamental si tiene el pelo largo. Los acondicionadores evitan los enredos y ayudan a que el pelo esté más suave y brillante. Los tratamientos con mascarillas, en cambio, son más intensivos y están destinados a equilibrar y reparar el cuero cabelludo.

Acondicionadores: tras retirar los restos de champú con un suave masaje se recomienda usar siempre un acondicionador. Actúan en poco tiempo y colaboran a nutrir el cabello. Una vez aplicado, peinarlo con un peine de púas grandes ayudará a que se distribuya mejor por todo el cabello y actúe con más eficacia.

Mascarillas: los peluqueros aconsejan usarlas una o dos veces por semana dependiendo de lo dañado que esté el pelo. Una vez aplicada y distribuida por todo el cabello, el vapor (que no el agua caliente) puede ayudar a que la mascarilla penetre mejor.

Después de aclarar el pelo conviene secarlo previamente con una toalla. Para no dañar la capa exterior y evitar los pelos rebeldes no frote con ella, es mejor envolverlo unos diez minutos y que la toalla vaya absorbiendo el exceso de humedad. Si luego, utiliza el secador hágalo de manera progresiva, es decir, empiece con aire muy caliente para secarlo rápidamente y luego actúe mejor con aire cada vez más frío.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/11/cabellos-largos-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 6) 4,83 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario