A la hora de salir de casa, por más de un día, la mayor parte de los dueños prefiere confiar el cuidado de su mascota a profesionales en la tarea, veterinarios y familiares. Y todos saben que el animal jamás se sentirá a gusto sin el amo, aun cuando se le brinde el mejor de los tratos.

 

Esta situación anima a muchos a llevar consigo a sus animales. Aunque deban viajar en el espacio de carga de un avión o barco, o en el asiento posterior del vehículo familiar, y se haga caso omiso a las incomodidades que esto acarrea. Todo por disfrutar del tiempo libre con quien ya forma parte de la familia.

Los que viajan al extranjero deben consultar previamente si los hoteles a los que van reciben animales. En los consulados y embajadas dan información acerca de vacunas y permisos necesarios y debe tomarse en cuenta que las líneas aéreas tienen sus exigencias en cuanto al recinto en donde debe transportarse al animal. Por lo general, cobran según el peso de éste.

vacaciones-con-mascotas-viajes

Una vez aclarados los requisitos es necesario invertir en la jaula apropiada de acuerdo con la talla de la mascota. Son costosas, pero indispensables para asegurar que la mascota viajará sin correr peligro alguno.

Las tiendas especializadas ofrecen una variedad de kennels, que sirven de caseta, y si se les retira la tapa, de cama.
Los más convenientes son los plásticos, especialmente diseñados para garantizar una correcta ventilación. Se encuentran en cinco "tallas": pequeña y mediana, ideales para gatos y razas pequeñas de perro; intermedia, para canes medianos, grandes y gigantes. Basta tener en cuenta el tamaño del animal y asegurarse de que el mismo tenga espacio, pero no demasiado como para caminar dentro de ella. Solo conseguirá que se mareen.

Para gatos y perros chicos existen bolsos de nailon, fáciles de transportar, con los lados de rejilla, que garantiza al animal la temperatura adecuada.
Deben llevar un papel absorbente en el fondo y etiquetas que indiquen que dentro viaja un animal vivo.Y para evitar que a última hora el animal se niegue a entrar en el recinto, nada como haberlo acostumbrado a él: días antes permítale revisarlo a plenitud, para que se acostumbre y no ponga objeciones al momento de utilizarlo.

Antes de la travesía

Debe evitarse que el animal consuma alimentos durante las dos horas previas al inicio del viaje, en vista de que puede sufrir de vómitos.

En cuanto al agua, basta con que la tome una hora antes de partir. Asegúrese de que haya hecho sus necesidades antes de introducirlo a la jaula de transporte, más aún si el desplazamiento va a ser largo.

La jaula

La jaula garantiza la seguridad de los animales cuando viajan, pero deben tomarse en cuenta otras medidas que faciliten la jornada a amos y mascotas.

La comida de siempre

Los cambios de alimentos pueden ocasionar problemas gástricos, por lo que es recomendable empacar el alimento necesario que deberá suministrarse durante el período de vacaciones.

Ataque de nervios

Algunos animales se ven afectados por los nervios a la hora de viajar. Por eso conviene consultar al veterinario la posibilidad de suministrarles un tranquilizante. La mayor parte de los gatos odia los traslados, por lo que deben cuidarse los detalles necesarios
para que la aventura de acompañar a los dueños sea lo más grata posible.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/06/vacaciones-con-mascotas-viajes-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 21) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5




Deja un comentario