En el ciberespacio ha surgido un nuevo grupo de internautas: los ciberabuelos. Cada vez es mayor el número de personas mayores que le pierden el miedo a Internet y se lanzan a navegar. La Red pone a su disposición gran número de páginas donde obtener información y establecer contactos.

La voz de alarma ya ha saltado. Estudios realizados por la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, alertan sobre los peligros del uso abusivo de Internet para la sociedad. El trabajo, dirigido por el sociólogo Norman Nei, puso de manifiesto que las personas que entran en la Red de forma habitual se vuelven más solitarias.

Según Nie, existe una correlación inversa entre el tiempo que la gente pasa en Internet y el que dedica a relacionarse con los demás, lo que, sin duda “podría crear una oleada de aislacionismo social”. Sin embargo hay un nuevo fenómeno social, todavía no analizado, que viene a salvar la maltrecha imagen de la Red de redes.

En el ciberespacio ha surgido un nuevo grupo de internautas que utiliza Internet para todo lo contrario: para salir del aislamiento y la soledad que la gran ciudad les impone y entrar en contacto con nuevos grupos de personas. Son los ciberabuelos.

Saltar a la Red

Cada vez son más las personas mayores de 65 años que no temen a las nuevas tecnologías, como ponen de manifiesto los resultados obtenidos por el curso de Informática para mayores organizado por la Comunidad de Madrid. En la actualidad hay ya más de 22 aulas y más de medio millar ancianos inscritos.

El gusto por el chateo y la navegación virtual ha enganchado a miles de mayores en todo el mundo. Desde su ordenador tienen acceso a todo un nuevo mundo. Uno de los más expertos navegantes es Salustiano Piqueras, un ciberabuelo de 85 años que celebró su cumpleaños con sus amigos cibernautas y cuyas memorias aparecen publicadas en la Red.

Ciberabuelos: los nuevos internautas

Los Jubilonautas

En los buscadores internacionales aparecen ya decenas de páginas como ésta hechas por personas mayores o dedicadas a ellas en las que se ofrece gran cantidad de información. Entre ellas se encuentra la página web española de los Jubilonautas.

En la página web de este colectivo se puede participar en foros de debate, chats, acceder a un consultorio sentimental y a secciones tan afortunadas y sorprendentes como “Las Batallitas del abuelo” o “Los Chiripitiflaúticos”. En este último apartado los abuelos accederán a un gran listado de direcciones que podrán compartir con sus nietos.

La Universidad cibernética

Aunque quizás la aportación más sorprendente de Jubilonautas son las Jubiloaulas, la universidad cibernética para la Tercera Edad. Para formar parte de ellas sólo hay que inscribirse enviándoles un e.mail. Cada 15 días los alumnos de la Red reciben en su dirección de correo electrónico una nueva lección. Además, realizan visitas culturales virtuales.

Existen numerosas páginas web donde pueden encontrarse todos los enlaces para acceder a la documentación publicada sobre educación de Personas Adultas. Entre otras referencias, puede localizarse información sobre los Centros de educación de personas Adultas que están en la Red. También en esta misma línea, aparecen un gran número de direcciones relacionadas con esta modalidad educativa. Este tipo de actividades también se realizan en otros países como Italia, donde hay una amplia oferta a través de la Unitre, Universidad Italiana para la Tercera Edad.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/07/ciberabuelos-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5




Deja un comentario