A medida que pasan los años, los sentidos se vuelven menos agudos. Las acciones que requieren movimiento, la resolución de problemas y la toma de decisiones se hacen de forma más lenta. Por esto es que las personas mayores son más lentas procesando la información. Algunos autores explican que esta lentificación es debida a un envejecimiento del sistema nervioso.

Por otro lado, el cerebro va disminuyendo de tamaño y se da una muerte de neuronas. Este hecho contribuye también a la lentitud con que asumen la información, aunque hay que decir que esta perdida se compensa después con otros mecanismos. La edad no es el principal medio para predecir el declive sino la salud. Así pues, los trastornos orgánicos en el cerebro pueden llevar a problemas cognitivos graves. Entre los más graves: la demencia y el alzheimer (irreversibles) y el delirium (reversible).

Cambios fisiológicos a partir de los 60

Las personas mayores suelen tener más problemas que los jóvenes en aprender material nuevo. No obstante hablar de sabiduría en ellas es posible, depende de sus experiencias, motivación y recursos. En estas edades la memoria de trabajo se vuelve menos eficiente, pero los otros tipos de memoria no varían (la memoria sensorial, la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo). De todas formas, el declive en las habilidades intelectuales puede reducirse, e incluso, aumentarse, con un entrenamiento adecuado.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/07/cambios-60-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 8




Deja un comentario