Los abogados matrimonialistas son profesionales del derecho cuya principal función es la de representar y asesorar a sus clientes en un proceso de divorcio o separación, aunque también tratan temas como parejas de hecho o adopciones, entre otros.

Un buen abogado debe hacer un análisis de su problema y ver las posibles soluciones judiciales y extrajudiciales. Debe hablarle claro y escucharle. En un juzgado pueden pasar muchas cosas y lo más importante es tratar de buscar las soluciones más beneficiosas para usted en función de sus circunstancias personales, de manera que establecer una relación de confianza con su abogado es fundamental.

abogados-matrimonialistas

Funciones de los abogados matrimonialistas

Las principales funciones de los abogados matrimonialistas en un proceso de divorcio son las siguientes:

      • Convenio regulador: Redactar el convenio regulador cuando el divorcio de los cónyuges es de mutuo acuerdo es una de las principales funciones de los abogados matrimonialistas. Por lo general, suele ser más conveniente resolver el divorcio de manera amistosa, evitando así un largo, y en muchos casos traumático, proceso judicial.
      • Necesidades de los hijos: La atención a las necesidades de los hijos frutos del matrimonio es, por supuesto, uno de los asuntos a los que los abogados especializados en divorcios prestan mayor atención. En primer lugar, deben velar porque los menores reciban una pensión adecuada a sus circunstancias personales. Además, en caso de desequilibrio y desacuerdo entre los cónyuges, pueden solicitar una pensión compensatoria en favor del que haya visto empeorada su situación. Estos letrados también se ocupan de regular la custodia de los hijos. Asesorar de manera sincera y con honestidad a sus clientes sobre cuál es el modelo de custodia más conveniente es una de sus funciones más relevantes. Este apartado engloba además las pensiones alimenticias y otras cuestiones relacionadas.
      • Uso de la vivienda: Los abogados matrimonialistas también tratan todo lo relacionado con la atribución de la vivienda familiar, así como la forma en la que se va a liquidar el régimen económico del matrimonio y cómo se van a repartir los bienes, tanto muebles como inmuebles.
      • Trámites judiciales: En caso de divorcio contencioso, el letrado es quien se encarga de presentar la demanda o de responder a ella. Debe ocuparse también de todos los trámites judiciales correspondientes, y de mantener informado a su cliente sobre todas las fases del proceso.

Abogados matrimonialistas en Alcalá de Henares

Nuestros abogados matrimonialistas en Alcalá de Henares poseen, más allá de la formación y experiencia del letrado, una serie de cualidades que todo abogado debe tener, principalmente la empatía, lo que les permite ponerse en el lugar del cliente. Al ser el derecho de familia el que abarca temas más personales e íntimos, como ocurre en un proceso de divorcio, la empatía es una cualidad clave. Además, debe tener una gran capacidad de negociación con el objetivo de alcanzar un acuerdo amistoso y evitar así las dificultades que supone un divorcio contencioso. Por último, el derecho de familia exige por parte del abogado, un trato cercano con el cliente, generando así confianza en él.

Si en estos momentos está atravesando un proceso de divorcio o separación, póngase en contacto con nuestros abogados matrimonialistas y obtendrá una excelente asistencia.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/10/abogados-matrimonialistas-2-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 8




Deja un comentario