La mayoría de las dietas “diseñadas” para bajar de peso suelen exponer y dar como válidas las bases de su alimentación sin pruebas científicas que lo corroboren.

 

Asimismo, se aventuran a ofrecer recomendaciones de su “propia cosecha”, por ejemplo, para reducir unos kilos extra en menos tiempo.

 

Desafortunadamente, la mayor parte de estos argumentos y justificaciones son falsos y, en lugar de favorecer a la persona que realiza la dieta, pueden ponerla en peligro.

 

Hoy, te presento las 6 mentiras más comunes que cuentan muchas dietas para reducir peso:

Por Nutrición Sin Más

 

  1. Todas las calorías son iguales: FALSO

Es verdad que las calorías son una medida de energía y todas equivalen a la misma cantidad de energía.

dieta-adelgazarSin embargo, sus repercusiones en el organismo varían según el alimento que consumamos, pues la metabolización es distinta.

Dicho esto, una caloría procedente de grasa no tiene los mismos efectos que una caloría procedente de proteína o que una caloría sólida o líquida.

Algunos ejemplos:

Una caloría de proteína aumenta el metabolismo y disminuye el apetito.

Una caloría líquida no provoca una reducción en la ingesta de calorías totales.

 

  1. La pérdida de peso ocurre de manera lineal: FALSO

Esta es una de las razones por las que muchas personas terminan abandonando una dieta.

Cuando la pérdida de peso es a largo plazo, existen días en los que la báscula te muestra que estás reduciendo peso y días en los que te muestra que has ganado algún kilillo.

Esto ocurre en la mayoría de los casos y son muchas las causas que pueden derivar en esta inestabilidad: retención de líquidos, por ejemplo.

Lo importante es que los momentos en los que notas pérdida superen a aquellos en los que subes de peso.

 

  1. “No comas tanto y haz más deporte”: FALSO

Tan sencillo como absurdo a la vez.

Por muy lógico que parezca pensar que disminuir el consumo de calorías y aumentar la práctica de ejercicio equivalen a bajar de peso, lo cierto es que es más complicado.

Comer menos y hacer más deporte puede resultar eficaz a corto plazo, pero la mayoría de las veces causa un efecto rebote a largo plazo.

 

  1. Comer grasa engorda: FALSO

Siempre se ha pensado que la ingesta de grasa es una de las principales causas de la obesidad.

Sin embargo, la grasa no posee una propiedad que favorezca el aumento de peso, sino que más bien suele estar presente en alimentos procesados llenos de calorías y otros ingredientes que sí hacen engordar.

Es más, se ha demostrado que las dietas bajas en carbohidratos y ricas en grasa son el método más eficaz para reducir peso.

Todo depende del contexto, pero mientras no excedas una cierta cantidad de calorías totales, comer grasa no te hará engordar.

 

  1. Tomar el desayuno ayuda a perder peso: FALSO

Es cierto que algunos estudios han descubierto que las personas que desayunan son menos proclives a ganar peso.

No obstante, los últimos ensayos realizados no han observado diferencias en el peso entre las personas que desayunan y las personan que no desayunan.

Asimismo, el desayuno y una mayor frecuencia de comidas a lo largo del día no aumentan la quema de calorías ni incrementan el metabolismo.

 

  1. Los productos dietéticos son eficaces para perder peso: FALSO

Los productos dietéticos o light son alimentos elaborados con “menos” calorías diseñados para aquellas personas que desean perder peso.

Sin embargo, muchas de las etiquetas que marcan un alimento como “dietético” son meras estrategias de venta que pretenden atraer al consumidor.

Se comercializan como alternativas saludables, pero en realidad los alimentos dietéticos están repletos de azúcares añadidos, calorías y otros ingredientes asociados a la obesidad y perjudiciales para la salud.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2015/06/jovenes-dieta-adelgazar-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 11) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 1




Deja un comentario