Aviso Legal y denegación de responsabilidad

MUJER: DOBLES DISCRIMINACIONES

Discriminación significa diferenciar, distinguir. Es un acto de abuso e injusticia que viola el derecho a la igualdad de oportunidades. La discriminación supuestamente no es tolerada en ninguna sociedad democrática y no debería existir. Es un acto que lleva a que una persona o grupo sea tratada de forma diferente a causa de prejuicios, generalmente por pertenecer a una categoría social diferente. Entre estas categorías solemos encontrar el género, el origen étnico, la nacionalidad, discapacidad, la filiación política o religiosa… Existen grupos minoritarios, y no tan minoritarios, ya que en cuestión de género hablamos de la mitad de la humanidad, que no de encuentran incorporados en la sociedad. Estos grupos están discriminados y se encuentran en una posición de subordinación perpetua, lo cual se ve reflejado en la economía (son las clases más desfavorecidas), en la política (no tienen representación política real, que abogue por cambiar su situación) y en la vida social.

Como es bien sabido por todos las mujeres hemos sufrido discriminaciones a lo largo de gran parte de la historia, por el simple hecho de ser mujeres, por lo tanto, es de lógica pensar que cuando además de ser mujer, se forma parte de otra etnia, religión, se tiene algún tipo de discapacidad, o se escoge otra opción sexual que la que establece la sociedad, nos encontramos con otro dos motivos de discriminación.

Discriminación por motivo de género y por motivos raciales.
Cuando al hecho de ser mujer se le añade la cuestión relativa a la raza, se hace evidente el doble peso de la discriminación, por motivo de género y por motivo racial. En muchas sociedades las posibilidades de empleo de las mujeres pertenecientes a minorías, las inmigrantes y mujeres indígenas, son reducidas, y son estas mujeres las que ocupan escalones más bajos en el mercado de trabajo. Además se debe considerar otro aspecto importante sobre la explotación de las mujeres inmigrantes, la trata o tráfico con fines sexuales, esta explotación coloca a las mujeres en situaciones en las que carecen de protección, y se les perpetran formas de violencia manifiesta, como privación de libertad, violaciones, tortura… La violencia contra las mujeres, basada en el origen étnico o la raza se considera el ejemplo más reconocible de doble discriminación, por ejemplo los incidentes de violación en Bosnia, Kosovo, Burundi y Rwanda representan violaciones basadas explícitamente en el género ejercidas contra mujeres debido a su raza.

Discriminación por motivo de género y edad
Otro factor importante de discriminación en las mujeres es la edad. Aquí no hacemos referencia solamente a las mujeres mayores, también hay que tener en cuenta, el hecho de, cuando las mujeres jóvenes se encuentran condicionadas en su desarrollo como persona, su desenvoltura en público, ya sea este de orden político, laboral, social, cultural, educativo, etc.,  por el condicionamiento de las sociedades androcentristas. Pero también es muy importante hablar de las discriminación que sufren las mujeres mayores en diferentes ámbitos, por ejemplo en el ámbito laboral, en el que a las mujeres, por el simple hecho de se mujeres les cuesta más trabajo ascender, tener sueldos iguales a los de los hombres (las mujeres cobramos un 15% menos que los hombres en la UE), conseguir puestos de poder, etc., si añadimos la madurez a estas dificultades, nos encontramos con otro gran obstáculo, ya que es mucho más difícil encontrar trabajo o mantenerlo para personas mayores de 45 años.

Discriminación por motivos de género y discapacidad
Si bien la discriminación por discapacidad afecta tanto a hombres como a mujeres, estas últimas se ven perjudicadas en mayor medida, ya que su condición las expone más a la pobreza y al desempleo, a la violencia y al rechazo familiar y comunitario. En 1985, en Nairobi, en la Tercera Conferencia Mundial de la Mujer, se reconoció que las mujeres con discapacidad constituyen un grupo al que hay que prestar especial atención. En la siguiente Conferencia Mundial de la Mujer, se abordó la problemática de la violencia sexual y esterilizaciones forzosas, a las que se veían sometidas estas mujeres, con mayor probabilidad que otras, diversas ONG así lo confirmaron, además de asegurar que esta problemática se daba con mucha más frecuencia en mujeres con discapacidad, que en hombres con discapacidad. En el foro Europeo de Personas con Discapacidad, se especificaba, que las estadísticas demuestran que las mujeres con discapacidad, son con mayor frecuencia blanco de violencia debido a su vulnerabilidad.


También aquí entra en juego el tema de la discriminación laboral, ya que el aspecto físico es a menudo un factor de exclusión en el mercado de trabajo, al igual que en la sociedad en general. Las mujeres con discapacidad, a menudo no corresponden a los criterios convencionales considerados sinónimos de feminidad, se ven despojadas de su calidad de “mujer” y se encuentran en la posición de “no persona”, relegadas al último plano e incluso expuestas a un rechazo manifiesto.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones