Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Dieta celta

Alimentación Biorrítmica

La alimentación es el medio más común de introducir energía en nuestro cuerpo. Todo, desde el aire hasta el agua, nos da energía.

La energía de los alimentos se conoce como unidades theta, las cuales dentro de nuestro organismo se convierten en carga eléctrica que pasa a lo largo de todo el cuerpo y nos hace estar sanos.

Ahora bien estas unidades tienen diferentes frecuencias vibratorias y longitudes de onda que dependen del tipo de alimento. La energía de cada alimento varía y se le ha asignado un color para identificarla.

La Energía Térmica (color rojo)

En este grupo encontramos los alimentos que tienen proteína de origen animal, el azúcar y el alcohol. Los lácteos, la carne (de cerdo, res, pollo y cordero), el pescado y los mariscos se ubican dentro de esta clasificación.

Los órganos que este tipo de energía electrifica son: el bazo, la boca, el corazón, el pene, el plasma sanguíneo, el recto, el sistema circulatorio, el sistema muscular, la vagina, y el cérvix, entre otros.

 La Energía Cinética (color verde)

Los alimentos que son fuente de la energía cinética son los vegetales verdes (aguacate, brócoli, alcachofas, espinacas, lechuga, pepino, pimiento verde, etc.) y las partes corporales que se ven influidas por este grupo son: el ano, el oído, la próstata, los riñones, el sistema linfático, el sistema nervioso, los supra renales, los testículos, la vejiga, la uretra, por mencionar algunos.

La Energía Neutra (color blanco)

En este caso, los alimentos que pertenecen a este conjunto son los cereales y las harinas, entre los cuales ubicamos el arroz, la avena, el centeno, las pastas, el pan blanco e integral, y los pasteles.

Los órganos electrificados son: los bronquios, la faringe, las membranas serosas, el páncreas, los pulmones, el sistema óseo, el sistema nervioso, el sistema linfático, y la tráquea, entre otros.

La Energía Lumínica (color azul)

A este grupo, pertenecen las frutas frescas o deshidratadas tales como el albaricoque, la cereza, la ciruela, la mandarina, la manzana, el melón, el melocotón, la pera, la papaya, la naranja, la uva, el plátano. Este grupo electrifica el hipotálamo, los tendones, los ligamentos, el sistema óptico y otros.

La Energía Electrostática (color naranja)

Aquí se localizan alimentos como los vegetales no verdes, entre los que podemos mencionar: la col morada, la coliflor, los espárragos, la papa (patata), la zanahoria, etc.

Las partes del organismo beneficiadas con esta energía son el endometrio, las mucosas, el área límbica y las moléculas de ARN.

La Energía Pulsante (color violeta)

Los alimentos que pertenecen a este grupo se conocen como oleaginosas, es decir la almendra, la avellana, el cacahuate, la nuez, el piñón, el pistacho, entre otras, además del yogur, la miel, el café y el chocolate. Estos alimentos influyen en las moléculas ADN, los núcleos del hipotálamo, de la cromatina, la piel y los retículos locales de las faneras.

La Dieta Delta

La Dieta Delta plantea una alimentación totalmente balanceada siguiendo el nivel de energía de cada grupo. Para mantener nuestro organismo sano, se debe comer, según este régimen, una porción al día de cada uno de los siete grupos antes mencionados, en combinaciones adecuadas al biorritmo humano.

Desayuno: Debe ingerirse energía de aceleración, es decir la pulsante y la lumínica (grupos violeta y azul).

Almuerzo: En este caso, se requiere energía de mantenimiento o térmica, cinética y electrostática (grupos rojo, naranja y verde).

Cena: La energía necesaria para esta hora es de relajación o neutra (grupo blanco).

Los expertos recomiendan que aquellos que sigan esta dieta deben consumir al menos dos litros de agua al día.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons