Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Belleza: Cuidado de las piernas

Pasar muchas horas sentada, poco ejercicio, mala alimentación son tan sólo algunos hábitos poco saludables que afectan la salud de nuestras piernas.

¿Qué hacer entonces?

Simplemente ponerse en acción y para ello te proponemos nuevas rutinas diarias y cuidados básicos.

¿Usar las escaleras en vez del ascensor?

La respuesta es un rotundo “sí”, porque con cada escalón que subas estarás quemando calorías, tonificando y favoreciendo una buena circulación, tres aspectos claves para unas piernas más saludables.

Como este pequeño gran cambio, existen otros igual de simples y efectivos. El secreto está en cuidarse con sencillas prácticas y nuevos hábitos que rápidamente puedes incorporar en tu día a día poniendo el acento en tres objetivos: tonicidad, circulación e hidratación.
Tanto la tonicidad como la circulación –o el retorno venoso de la sangre desde los pies hasta el corazón-, están asociadas a la actividad física.

Puedes tomar medidas que van desde ir al gimnasio y practicar alguna disciplina aeróbica y ejercicios localizados o simplemente optar por no quedarte sentada y salir a caminar, dar un paseo en bicicleta, pararte en la punta de tus pies por alrededor de un minuto varias veces al día, dejar cinco minutos de tu jornada para sentarse con las piernas en alto, aplicarte crema con suaves masajes desde los tobillos en dirección ascendente, terminar un baño con agua fría, dormir con las piernas elevadas encima de una almohada y rozar un cubo de hielo con pequeños golpecitos varias veces a la semana.


Pero además de firmes y sanas queremos que se vean suaves y tersas. Para conseguirlo, lo más importante es exfoliar e hidratar. Lo primero, favorece la irrigación, suaviza y deja un aspecto parejo y luminoso y se hace con productos especializados o con elementos para frotar como escobillas, guantes o esponjas. Lo segundo, se logra mediante la aplicación de cremas y/o aceites con masajes ascendentes -en especial después de la ducha- para dejar una piel más suave, joven, resistente y elástica.

Las cremas con vitaminas A, C y la Q10, que incluyen retinol, ácido hialurónico o que incorporan polímero tensores, estimulan el colágeno, tonifican y reafirman los tejidos, además de mejorar visiblemente la apariencia de la piel. Las cremas de efecto drenante que incorporan vitaminas C y E y/o ingredientes como gingko biloba, castaño de Indias y ruscus, fortalecen las venas y los capilares y estimulan la circulación.

Las lociones anticelulíticas, actúan al nivel de las células grasas para drenar toxinas, evitar la acumulación de tejido adiposo y moldear la figura, lo que también hace lucir mejor nuestras piernas.

Nuestras piernas también son el reflejo de nuestra alimentación. No sólo para evitar las molestas y –algunas- anti estéticas enfermedades vasculares, sino que además para sentir que tus piernas te acompañan sin molestias ni dolores. Beber mucha agua (mínimo dos litros diarios), evitar en lo posible el alcohol (y el tabaco), reducir el consumo de sal y aumentar el de fibra, incorporando verduras crudas, cocidas, frutas, cereales integrales y legumbres, son hábitos que harán de tu dieta un aliado más.
Se acerca la primavera, reaparece el sol, la temperatura sube y las piernas retoman el protagonismo. Por eso, a prepararse desde ahora para lucir unas piernas saludables.

Fuente: www.elite.cl

CUIDADO DE LAS PIERNAS CONSEJOS

Consejos

1. Al terminar de ducharte repasa las piernas con agua fría. Así, fortaleces los músculos y tersas la piel.

2. No hagas pereza. Todos los días debes ponerte una crema hidratante, y puedes alternarla como crema reafirmante.

3. Si tienes celulitis, ayuda a mejorarla utilizando diariamente alguna crema anticelulítica.

4. Masajea tus piernas a la vez que te das cualquiera de las cremas que utilices. Esto ayudará a mejorar la circulación de las piernas.

5. Aprovecha antes de dormir para poner las piernas en alto durante 20 minutos. Ideal para pierans hinchadas y mala circulación.

6. ¿Retención de líquidos? para evitarlo lo mejor es beber bastante agua diariamente, un litro o litro y medio de agua, además algún zumo natural, o infusión.

Varices

Comer saludablemente ayuda a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y nos mantenemos en un peso saludable. La mejor dieta para prevenir y mejorar las varices es baja en grasa y rica en fibra.

Como prevenir las varices:

- Dieta equilibrada
- Ejercicio regularmente
- Beber agua
- Durante el embarazo es preferible dormir de lado para evitar la presión en la pelvis.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones