Aviso Legal y denegación de responsabilidad

BEBÉS: CÓMO SE PRODUCE LA CONCEPCIÓN?

El embarazo sólo es posible durante el periodo de ovulación.

Quedarse embarazada no es tan fácil como pueda parecer ya que, por lo general, sólo es posible la concepción durante los denominados días fértiles de la mujer, es decir, cuando se produce la ovulación.

Esto ocurre cuando un óvulo se desprende de uno de los ovarios, hacia la mitad del ciclo menstrual.

Si en el momento de la ovulación, los espermatozoides se encuentran con un óvulo a su paso por las trompas de Falopio, uno de ellos puede producir la fecundación.

Aproximadamente entre los días 12 y 17 después de la menstruación, el óvulo es liberado del ovario y la trompa de Falopio lo aspira para que luego pueda encontrarse con el espermatozoide, el cual sube por las paredes del cuello uterino hasta la trompa de Falopio, gracias a los flujos vaginales que se producen durante la relación sexual.

Al momento del encuentro, el espermatozoide penetra el óvulo y lo fecunda, dando origen al huevo o cigoto. Una vez que el primer espermatozoide penetra el ovulo, ocurre una reacción que cambia las propiedades de la superficie del huevo que la torna impermeable a otros espermatozoides.

A esto se denomina concepción y a partir de este momento, comienza el embarazo.

A partir del momento de la fecundación se establece el número de cromosomas y se define el sexo del embrión, dependiendo de si el espermatozoide porta un cromosoma X o un cromosoma Y.

Rápidamente el huevo comienza a dividirse en muchas células. Primeramente, el cigoto se divide en dos, luego en 4, en 8, y así sucesivamente. Algunas de ellas pasarán a formar los tejidos del embrión y otras los tejidos que lo protegen para emprender su viaje desde la trompa de Falopio hacia la cavidad del útero, el cual albergará al huevo hasta el final de la gestación.

El endometrio se ha engrosado almacenando sustancias nutritivas de las cuales el embrión se alimentará durante sus primeros días de vida. Estas paredes son cada vez más elásticas para permitir el crecimiento del huevo para que el embrión no corra ningún riesgo.

Al mismo tiempo, el cuello del útero se cierra herméticamente para impedir la llegada de bacterias u otros espermatozoides intrusos, iniciándose el cuidado del cigoto.

Ya pueden aparecer algunos de los síntomas de embarazo, debido a que tu cuerpo está empezando a experimentar los cambios hormonales. Es posible que te preguntes que esta pasando con ese sueño que no pasa a pesar de haber dormido lo habitual y esas ganas de salir corriendo a vomitar sin haber comido nada diferente a tu alimentación diaria.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones