Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Belleza: Cuidado del cabello. Color y Tintes

El color del cabello

El color del cabello natural depende de la presencia de Pigmento, una sustancia colorante, dentro de la corteza de la hebra capilar. El pigmento del cabello natural se llama Melanina. Al desarrollarse la hebra dentro del folículo arrastra la melanina, en forma de pequeños gránulos, a través de la corteza.

Existen infinidad de colores de cabello. Estos no solo varían entre las personas sino también en una sola cabellera y también en una sola hebra. Este hecho parece menos complicado cuando comprendemos que esta variedad de tonos se debe a distintas combinaciones de los dos tipos diferentes de pigmentos.

Variedad de los pigmentos melánicos

En el cabello la melanina existe bajo dos formas:

  • Los pigmentos difusos.
  • Los pigmentos granulados.

Los pigmentos difusos da una coloración amarillenta cuando es poco concentrada, ligeramente rojiza cuando su concentración es bastante fuerte.

Los pigmentos granulados se presentan bajo forma de granos varian del marrón rojizo al negro oscuro.

Estas dos formas de pigmentos se encuentran dentro de todas las variedades de cabellos, pero en cantidades más o menos variables.

Es esta mezcla de los dos pigmentos naturales que da el conjunto de los tonos naturales del cabello.

Intensidad del color:
El cabello oscuro contiene mayor cantidad de pigmento granulado y decimos que tiene mayor intensidad de color. Tonos rubios o rojizos tienen más pigmento- difuso y decimos que tienen menor intensidad de color.

La tonalidad del cabello es el grado de calidez o frialdad de un color

Podemos utilizar estos términos para describir la variedad de matices del cabello. Podemos decir, por ejemplo, que alguien tiene cabello oscuro y cálido, oscuro en intensidad y cálido en tono; o en el caso de un cabello claro y frío, claro en intensidad y frío en tono.

Henna o Alheña

El pelo es impermeable a la mayoría de los pigmentos naturales a excepción del henna, que logra colorearlo con bastante intensidad.

Quienes deben tener especial cuidado son las personas que tienen muchas canas y una base de color clara, ya que el henna puede modificar el color dándole una tonalidad rojiza o anaranjada.

También deben de tener una atención especial aquellas personas que lleven el cabello permanentado o teñido, ya que puede que no recubra en su totalidad el pelo o que lo cambie hacia un color no deseado.

La henna se aplica desde la raiz hasta las puntas, y esto hace que devuelva al cuero cabelludo toda su vitalidad, volumen, suavidad, flexibilidad, protege el cabello de las agresiones externas y evita las puntas florecidas, hace el cabello más oscuro, ayuda al crecimiento, acondiciona el cabello y le da un brillo natural. Reduce la caspa, previene su pérdida , trata las puntas partidas y otras irregularidades del cuero cabelludo. Entre otras características, ya que recubre de una suave película toda la fibra capilar sin debilitarla, con lo que se puede utilizar con la frecuencia que se desee, ya que la henna tiene moléculas que son afines con la keratina del cabello.

Lo aconsejable es utilizar baños de crema en forma regular para evitar que los pigmentos resequen el pelo.

Si lo que se desea es solamente brillo y no coloración, se puede hacer un baño de henna de la siguiente manera:

  • Mezclar una cucharadita de polvo de henna en 1 litro de agua caliente, dejar enfriar y utilizar en el aclarado del pelo. A continuación aclarar el pelo como de costumbre.
    Para utilizar la henna en su modo de coloración del cabello, se aconseja utlizarla de la siguiente manera:

Se pone el polvo de henna en un recipiente de vidrio, nunca metálico, y se echa agua hirviendo, a poder ser agua de manantial o agua mineral. Se deja enfriar el preparado hasta que lo aguante el cuero cabelludo.

  • Se hace una pasta más bien espesa y se va dando desde las raices hasta las puntas, empezando por la parte trasera de la cabeza.
    Se aconseja utilizar guantes, para no manchar las manos y las uñas.
    A continuación se pone un paño en la cabeza o un plástico y se mantiene tapado durante 15 a 45 minutos, depende de la coloración que se quiera. La henna requiere calor, se puede poner al sol también.
    Acto seguido se lavará el cabello con champú y acondicionador como de costumbre.
    Se debe aplicar con el cabello limpio y seco.

Cuanto más tiempo se deja actuar la henna, mayor es el poder de coloración.

TINTES CABELLO

Tintes ¿cuál elegir?

Según un reciente estudio, las españolas somos las europeas que más nos teñimos el pelo. Los colores preferidos son, por este orden, el rubio, el caoba y el castaño.

Hoy en día las casas de cosmética nos ofrecen todo un mundo de posibilidades para cambiar el color de nuestro pelo; antes de ponerte manos a la obra, te conviene saber los tipos de coloración existentes en el mercado. Seguro que hay alguno que se adapte a tus necesidades.

Los tintes permanentes

Esta coloración es la más agresiva para el cabello, ya que contiene agua oxigenada en cantidades bastante elevadas. Por eso mismo es la que más dura y la que cambia el color de nuestro pelo de manera más radical. También puede aclarar varios tonos el cabello. El tinte actúa en el interior del pelo, modificando los pigmentos naturales. Te recomendamos que si nunca te has puesto un tinte permanente, pruebes primero con uno no permanente para que así te puedas hacer a la idea de cómo te va a quedar el color sin arriesgarte demasiado.

Lo mejor: cubre 100% las canas y dura casi un mes en buen estado.

Lo peor: las raíces que aparecen pocos días después y el pelo demasiado reseco.

Los tintes semi-permanentes

Los compuestos son iguales que los permanentes pero en éstos la parte de agua oxigenada es menor, por lo que no resultan tan agresivos para el cabello. No cubre 100% las canas y es menos aclarante que los tintes permanentes. Es ideal para realzar nuestro color natural o para cambiar un poco el color del pelo. Suele durar entre 20 y 30 lavados. Generalmente, este tipo de coloración se puede aplicar el forma de champú.

Lo mejor: la diferencia de color en la raíz no se nota tanto como en los tintes permanentes.

Lo peor: no permiten cambios de imagen demasiado drásticos y no aclaran el cabello.

Los tintes vegetales

Son los productos más suaves, realizados a base de extractos de plantas. No dañan el cabello pero tampoco duran demasiado (unos 6 o 7 lavados). Son ideales para cambiar de imagen durante unos días. Se presentan con aplicadores especiales así que es relativamente fácil teñirse en casa. También los podemos comprar en forma de espuma, para dar reflejos al cabello.

Lo mejor: No dañan el cabello en absoluto y son ideales para dar brillo y reflejos.

Lo peor: lo poco que duran.

La henna

La henna es una alternativa al tinte permanente pero sin ser en absoluto agresiva con nuestro pelo ya que también está elaborada con extractos de plantas. Es uno de los colorantes más antiguos que se conocen y lo hay en color caoba, negro y castaño. La coloración con henna puede durar muchos meses, sobre todo tras varias aplicaciones.

Lo mejor: El tono natural que se consigue.

Lo peor:  Su aplicación es bastante incómoda, porque viene en forma de polvos que hay que mezclar con agua y aplicar después esa pasta al cabello. Además, tarda varias horas en hacer efecto.

Pelos de colores

Ni rubios platinados ni negros azabaches, la tendencia es la mezcla a la hora del teñido. Atreverse a combinar el color natural de cada cabello con mechas rojo furioso, marrón oscuro y, por qué no, toques de blanco.

Con la llegada del verano, las ganas de renovarse y ojala refrescar el look nos vienen a muchas, y ahora buscar el corte perfecto ya no es la única preocupación. Y es que la tendencia de la moda nos invita a atrevernos a jugar con los colores y dejar atrás los tonos clásicos para probar con otros intensos que nos ayudarán a no pasar inadvertidas.

El colorido para esta temporada viene con muchas mechas. Bicolor, tricolor. Vienen los pelos con mucho movimiento, chascones, muy desordenados. Las mechas a las que me refiero se hacen sobre una base, sea cual sea el tono, la idea es crear contrastes pero no teñir la cabeza entera de un mismo tono o de reflejos sino, hacer dos tonos o más. Por ejemplo, si se trata de pelos platinados, las mechas deben ir más marrones y negras, y si los cabellos son más castaños, deben llevar una mecha más cobriza y rojiza o quizás más rubias, pero nunca amarillas. La tendencia es del color y de los contrastes- explica el estilista

Esta temporada, el rubio vuelve en gloria y majestad. Bien por las que son claritas en forma natural, pero un poco más difícil para la mayoría.

Lo que pasa es que por naturaleza el look acá es mucho más moreno. Normalmente uno ve y se guía por la tendencia más europea, pero obviamente que es otro colorido de pelo y otra la textura.

Lograr esos tonos con la base natural que tenemos en hispano America es mucho más difícil. Hay que decolorar, agredir mucho más el cabello y la gente no está tan dispuesta a eso. Igual hay quienes lo hacen, pero no es la mejor idea. En realidad, se usan mucho más ahora los tonos tirando a marrones, café y mezclados- agrega el estilista.

Si todavía no se te ocurre una buena combinación, aquí va una lista de sugerencias:

-Raíces negras y puntas castañas.
-Cabellos rojizos y puntas doradas.
-Raíces negras y puntas moradas.
-Raíces negras y puntas rojizas.
Seguramente se le van a ocurrir muchas combinaciones. Lo que vale si queremos estar a tono con la moda, es atreverse a mezclar y hasta combinar los tonos de la ropa y el maquillaje con los del cabello.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons