DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Dietas

Alimentos que combaten la ansiedad

Afortunadamente, existen una serie de alimentos que cumplen la función casi mágica de prevenir los ataques de ansiedad con respecto a la comida. Ten a mano alguno en la nevera y sírvete raciones moderadas cada vez que te sientas nerviosa por algún hecho en particular:

Orejones de frutas deshidratadas: en promedio aportan 300 calorías cada 100 gramos (aproximadamente 5 unidades), como también brindan al organismo fibras, vitaminas y minerales. En general, los orejones de melocotón, como son más consistentes, dan mayor sensación de saciedad porque hay que masticarlos más. Es importante beber abundante cantidad de líquido para lograr tal efecto. Con una o dos unidades es suficiente, son ideales para llevar en la cartera y consumir en el trabajo, por ejemplo, cuando aparecen esos "ataques de ansiedad" por ingerir algo dulce.

Yogur descremado con frutas: aportan 100 calorías por envase. Contienen fibra, proteínas de buena calidad, calcio y vitaminas. Son ideales para esta época porque además de nutritivos, son refrescantes y calman la ansiedad por comer algún alimento dulce. Son fáciles de adquirir, especialmente cuando se está en la calle, y también se pueden transportar.

Semillas de lino, sésamo y girasol: dos cucharaditas tamaño té (10 g) aportan, en promedio, 60 calorías, fibra, proteínas y grasas vegetales, vitaminas y minerales. Es importante masticarlas bien no sólo para brindar sensación de plenitud sino también para aprovechar sus nutrientes.

Ensalada de hortalizas: todas están permitidas, condimentadas con sal, vinagre o jugo de limón. Aportan pocas calorías, agua, fibra, vitaminas y minerales. Se recomiendan, igual que en las frutas, las de consistencia más dura como el apio, hinojo, palmitos, bastones de zanahoria cruda y las hortalizas de hoja, debido a que brindan mucho volumen y demandan mayor masticación.

Caldo o sopa (con complementos como salvado, germen y levadura): Se puede optar por caldo o sopa comercial dietética o por los elaborados en casa. Los líquidos calientes otorgan saciedad y quitan la ansiedad que muchas veces aparecen antes de las comidas principales. Aportan básicamente agua. Si se le agregan complementos, como una cucharada de salvado de trigo o avena - con un alto aporte de fibra- o 1 cucharadita de germen de trigo o levadura de cerveza en polvo natural o saborizada, se incrementará el valor de saciedad y el poder nutritivo de la preparación.

Gelatina Dietética: aporta 10 calorías por porción. Es agua con colorante que posee sabor dulce otorgado por el edulcorante. Es una buena opción para calmar la ansiedad, se puede consumir a voluntad. Para aumentar la sensación de plenitud, se puede combinar con unos trocitos de frutas frescas, con un yogur natural dietético o queso blanco descremado.

Caramelo dietético: disolver un caramelo dietético en momentos de ansiedad contribuye a disminuirla. Prueba especialmente 10 a 15 minutos antes de las comidas.

Helado dietético: los hay de diferentes marcas y aportan aproximadamente la mitad de calorías que los helados de crema convencionales. Una bochita (100 g) aporta en promedio entre 40 y 85 calorías. Ante la tentación por un helado, opta por los dietéticos ya que en muchas heladerías hay esta opción. De no ser así, opta por un vasito pequeño de algún helado elaborado a base de agua.

Licuado de frutas: si estás en tu casa, puedes preparar un licuado con agua o leche descremada, frutas frescas o enlatadas dietéticas, edulcorante y hielo granizado. Esta propuesta es nutritiva, refrescante, baja en calorías y si se prepara con una fruta grande (para hacerlo más espeso) contribuye a brindar saciedad y calmar la ansiedad por lo dulce.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro