DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » General

El auge de la alimentación natural

Los nuevos 4 grupos alimenticios

La mayoría de las personas siguen ancladas en los cuatro grupos alimenticios que aconsejaban que comiéramos, principalmente: carnes, pescados, huevos y productos lácteos. Pero los tiempos están cambiando. La comunidad científica no está de acuerdo con los hábitos dietéticos "convencionales" y está dispuesta a cambiarlos.

En abril de 1991 un grupo que integra el denominado Comité Americano de Médicos de Medicina Responsable en los EE.UU. propuso cuatro nuevos grupos alimenticios: cereales integrales (5 o más porciones al día), legumbres (2 a 3 porciones al día), verduras (3 o más porciones al día) y frutas (3 o más porciones al día). Es decir, propuso una dieta totalmente vegetariana y excluyó los alimentos de origen animal.

A juicio del director de ese comité, Dr. Neal Barnard, "los hechos han demostrado que la mayoría de las personas que comen según los cuatro grupos antiguos mueren antes y tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedades graves, que las que comen de otra manera".
Quiere decir que la forma de pensar y de actuar de algunos médicos están cambiando, pero la pregunta más importante que debes hacerte es ¿Yo también quiero cambiar?

¿Mayor esperanza de vida?

Existe una fuerte correlación entre el consumo elevado de carne y la corta esperanza de vida. Así, los esquimales, los lapones, los groenlandeses y las tribus rusas Kurgi son las poblaciones que más consumen carne en el mundo y, a la vez, son las que tienen menor esperanza de vida, a menudo sólo 30 años.

En cambio, poblaciones con menor consumo de carne tienen mayor esperanza de vida, de 90 a 100 años. Entre ellas están las culturas de los Vilca Bombais, que residen en los Andes del Ecuador; los Abkhazes, que viven en el Mar Negro en la antigua Rusia, y los Hunzas que viven en el alto valle del Himalaya, en el nordeste de Paquistán.

Los investigadores han descubierto una similitud en las dietas de estos grupos, aunque estén en diferentes partes del planeta. Todos ellos son total o prácticamente vegetarianos. Un buen ejemplo son los Hunzas, conocidos entre los investigadores por ser el pueblo más sano y feliz de la tierra. Su notable salud y longevidad han llamado la atención de diversos investigadores. Durante mucho tiempo se pensó que esa longevidad extraordinaria era debida únicamente a factores genéticos, pero las investigaciones han demostrado que los factores más importantes de su extraordinaria salud son su alimentación básicamente vegetal, clima seco y soleado y estilo de vida con abundante ejercicio físico. La dieta de los Hunzas es a base de frutas frescas y desecadas, frutos secos, hortalizas diversas y cereales.

Alimentación natural y buena salud

Cada vez más los especialistas en salud están de acuerdo en afirmar que la dieta ideal del ser humano es la vegetariana y que al público se le debe informar más sobre qué es lo que realmente debe comer para tener una excelente salud.

No es secreto para nadie que una dieta rica en vegetales puede evitar las enfermedades cardiovasculares. La Asociación Médica Americana ha dicho en sus publicaciones que "entre un 90 y un 97 % de las enfermedades del corazón podrían prevenirse con una dieta vegetariana".

Respecto al cáncer también se han desarrollado investigaciones para explorar las causas dietéticas de esa enfermedad. Uno de esos informes señala que las dietas bajas en grasa, altas en fibra, con abundantes frutas frescas, verduras y cereales integrales pueden reducir tus riesgos de desarrollar varias formas de cáncer.

Las frutas, una maravilla de la naturaleza

Para mucha gente de hoy, las frutas representan un alimento secundario y de poca importancia. Casi no existen campañas para que las consumamos. Si se promocionaran más las frutas, es probable que la gente las comería más, es así de simple y claro. Si se hablara más de ellas, de lo que son, de lo que contienen, qué tipos hay, de cómo comerlas y de los beneficios para la salud que se obtienen al ingerirlas más frecuente y correctamente, las comeríamos más a menudo y tendríamos otra opinión sobre ellas.

Pero nunca es tarde; aún tienes tiempo para conocerlas mejor y empezar a introducirlas en tu vida más a menudo. No sólo disfrutarás de su sabor, también ahorrarás mucho dinero al no comprar otros productos más costosos e inadecuados, sino que -y es lo más importante- todo tu cuerpo se beneficiará de su consumo, dándote a cambio una salud maravillosa.

¿ Quién puede comerlas y qué beneficios aportan?

Las frutas pueden ser ingeridas por todo el mundo, grandes y pequeños, jóvenes y ancianos, son para todos los públicos. Son el alimento más completo y sano para nuestro cuerpo, comerlas a menudo y en mayor cantidad es un hábito que conlleva inmensos beneficios para ti.
- Proporcionan casi todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo. El resultado es que la salud mejora.
- Proporcionan energía rápidamente a todas las células, nos sentimos con más fuerza y ganas de vivir.
- Requieren poca digestión, por lo que son absorbidas y asimiladas en cuestión de minutos, gastando poca energía en este proceso.
- Tienen gran abundancia de agua pura para satisfacer la sed. El organismo utiliza el agua de las frutas para muchas funciones. Recuerda que estamos formados por más del 60% de agua.
- No necesitan ser cocinadas, crudas saben mejor y conservan todos sus nutrientes.

¿Cómo y cuándo se deben comer?

Puedes ingerirlas cuando tengas el estómago vacío, la mejor norma es no comer nunca las frutas después de comer otro alimento, siempre antes, dejando un intervalo mínimo de una hora. Si has comido otros alimentos espera 2 o 3 horas, dependiendo de lo que hayas comido. Una hora excelente para comerlas es por la mañana, pues te proporcionan nutrientes y energía suficiente para afrontar el nuevo día. Pero recuerda que puedes tomarlas no sólo al desayunar sino también al mediodía, o al cenar, pero siempre solas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro