CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza El Maquillaje

El corrector

El corrector es un elemento que no debe faltar en tu kit de maquillaje. Cuando una determinada zona del rostro requiere una mayor cobertura no debes recurrir a una base de maquillaje más densa. La utilización del corrector hace posible cubrir la zona de un modo más sencillo y más rápido, además de ofrecer mejores resultados.

Su función va desde disimular ojeras y tapar granitos hasta borrar imperfecciones tales como cicatrices, venitas, y manchas.

Existen correctores de diferentes tipos, según su textura y presentación. La utilización de uno u otro dependerá del tipo de piel:

Preguntas usuales a la hora de comprar un corrector

P: ¿Cómo elijo el corrector?

R: Simplemente elije el corrector según tu tipo de piel y en el tono que mejor se adapte a ella. El líquido es el que se podría utilizar para cualquier tipo de piel.

P: ¿Cuándo lo aplico?

R: Es usual preguntarse cuál de los dos, corrector o base de maquillaje, debe aplicarse primero. Algunos Maquilladores prefieren aplicarlo antes de la base y otros, después.

Personalmente, prefiero la aplicación del corrector después de haber colocado la base de maquillaje ya que nos permite ver qué zonas requieren una mayor cobertura, además de que nos asegura una mayor duración del maquillaje.

P: ¿En qué zonas del rostro debo utilizarlo?

R: Hay zonas del rostro, tales como la parte inferior de los ojos, la zona entre el ángulo interno de los ojos y la nariz, el ángulo externo del ojo, donde se unen el párpado superior y el inferior, los laterales de la nariz y las comisuras de los labios, en las que los puntos de sombra son más pronunciados. Estos puntos de sombra otorgan aspecto de cansancio al rostro.

El uso del corrector es fundamental en dichas zonas para eliminar ese aspecto de cansancio y dar luminosidad al rostro.

P: ¿Cómo lo aplico?

R: Una vez colocada la base de maquillaje en todo el rostro, el corrector se aplica con un pincel especial de punta bien fina y cerdas suaves y cortas. El uso del pincel permite aplicar el producto en la cantidad necesaria y en el lugar preciso en el que debe realizarse la corrección.

También se pueden marcar tres puntitos en la zona de la ojera, para luego esfumar el corrector con un triángulo de látex dando pequeños golpes hasta ver que ha penetrado en la piel.

Finalmente, para que el corrector se fije y dure por más tiempo, es fundamental aplicar polvo volátil traslúcido con un cisne en aquellas zonas donde se colocó el corrector, ejerciendo una suave presión sobre la zona de manera de "sellar" el maquillaje.

Los NO del corrector

No elijas colores mucho más claros u oscuros, siempre elije el tono más parecido al color natural de tu piel

No utilices texturas que no sean las apropiadas para tu tipo de piel:

Si tu piel es grasa, elije el corrector en lápiz o en barra. Si tu piel es seca, prefiere el corrector compacto o cremoso.

No apliques demasiado polvo volátil sobre el corrector, no olvides que resalta las arrugas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro