METAFISICA Y ESPIRITUALIDAD » Alquimia

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí

- Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí; digiere, reitera, disuelve, congela, y continúa este curso, de acuerdo con lo que te guste, multiplicándola como creas bueno, hasta que tu medicina se haga fusible como cera, y alcance la cantidad y bondad o fijeza y color que deseas.

Este es entonces nuestro cumplimiento de toda la obra de nuestra segunda piedra es decir de la segunda obra de nuestro magisterio (observa esto bien), que tomas el cuerpo perfecto y lo pones en nuestra agua en una vesícula de vidrio cuerpo bien cerrado, no sea que el aire entre adentro, o la humedad encerrada se salga.

Mantenlo en digestión en un fuego suave, como si fuera un balneum, y continúa asiduamente la operación u obra sobre el fuego, hasta que la digestión o cocción sea perfecta. Y mantenlo en esta digestión de un fuego suave hasta que se pudra y resuelva en una negrura, y se extraiga y sublime por el agua, y sea por esto limpiado de toda negrura e impureza, de modo que pueda ser blanco y sutil.

Hasta que llegue a la ultima o más elevada pureza de sublimación, y la más extrema volatilidad, y se haga blanco tanto dentro como fuera; pues el buitre volando en el aire sin alas, grita, que pueda llegar arriba de la montaña, que está sobre las aguas, sobre el que nace el "spiritus albus" o espíritu de la blancura.

Continúa todavía con fuego adecuado, y ese espíritu, que es el ser sutil del cuerpo y del mercurio, ascenderá sobre la cima de la agua, quintaessentia que es más blanca que la nieve caída.

Continua aún todavía, y hacia el final incrementa el fuego, hasta que toda la sustancia espiritual ascienda al tope. Y sabe bien, que cualquier cosa que sea clara, blanca, pura, espiritual, asciende en el aire hasta el tope del agua en la sustancia de un vapor blanco al que los filósofos llaman su leche de virgen.

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí

Nuestro fuego, pues, y el Azoth, son suficientes para tí

Etiquetas: -

Registros relacionados:

Digg it! Imprimir este registro