METAFISICA Y ESPIRITUALIDAD » Alquimia

Oh Dios cambias un cuerpo en espíritu!

Oh Dios cambias un cuerpo en espíritu!

- Oh Dios, cómo a través de la naturaleza, cambias un cuerpo en espíritu!; lo que podía hacerse, si el espíritu no se incorporase con los cuerpos, y los cuerpos no se hiciesen volátiles con el espíritu, y después permanentes y fijos.

Por esta razón ellos han pasado del uno al otro, y, por la influencia de la sabiduria, son convertidos el uno en el otro.

Oh Sabiduría!, cómo haces que el ror más fijo sea volátil y fugitivo, sí, aunque por naturaleza sea la más fija de todas las cosas en el mundo.

Es necesario por tanto, disolver y licuar estos cuerpos con nuestra agua, y convertirlos en un agua permanente o fija, un agua pura, dorada, dejando en el fondo la materia grosera, terrestre, supérflua y seca.

Y en este sublimar, que convierte en puro y fino, el fuego debería ser suave; pues si en este sublimar con un fuego suave, los cuerpos no se purifican, y las partes groseras y terrestres de éstos (notad esto bien) no se separan de las impurezas de lo muerto, no seréis capaces de perfeccionar la obra.

Pues no necesitas más que la parte fina y sutil de los cuerpos disueltos, que nuestra agua te dará, si procedes con un fuego suave y lento, separando las cosas heterogéneas de las cosas homogéneas, es decir las partes que no son de la misma naturaleza de las que lo son.

Oh Dios cambias un cuerpo en espíritu!

Oh Dios cambias un cuerpo en espíritu!

Etiquetas: -

Registros relacionados:

Digg it! Imprimir este registro