METAFISICA Y ESPIRITUALIDAD » Budismo

Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas Budistas

Una vez que estemos convencidos de que todos los seres son nuestras madres, a fin de generar amor afectivo hacia ellos, reflexionamos y recordamos lo benevolentes que han sido con nosotros.

En esta meditación comenzamos contemplando lo bondadosos que han sido con nosotros cuando fueron nuestra madre, y luego contemplamos la gran bondad que hemos recibido de ellos en muchas otras ocasiones.

Preparación.

Nos refugiamos en las Tres Joyas, generamos la motivación especial de bodhichita y completamos las demás prácticas preparatorias.

Contemplación.

Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas Budistas

Cuando fuimos concebidos, si nuestra madre no hubiera querido mantenernos en su seno, podría haber cometido un aborto, y si lo hubiera hecho, ahora no dispondríamos de esta vida humana. Gracias a que tuvo un buen corazón nos mantuvo en su seno y ahora disfrutamos de esta existencia humana con todas sus ventajas. Cuando éramos un bebé nos cuidó con extremada atención. De no haberlo hecho, lo más probable es que hubiésemos sufrido algún accidente y ahora estaríamos incapacitados físicamente de alguna manera, ciegos o con algún miembro lisiado. Por fortuna, nuestra madre nunca nos descuidó. Veló por nosotros día y noche con gran amor y cariño considerándonos más importantes que ella misma.

Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas Budistas¡Cuántas veces al día nos tuvo que salvar de todo tipo de peligros! Por la noche interrumpimos su sueño y durante el día sacrificó sus pequeños placeres por nosotros. Tuvo que dejar su trabajo y cuando sus amigos salían a divertirse, ella se quedaba en casa para cuidarnos. Gastó todos sus ahorros para proporcionarnos los mejores alimentos y ropas. Nos enseñó a comer, a andar y a hablar.

Pensando en nuestro futuro hizo todo lo posible para que recibiéramos una buena educación. Gracias a su extremada bondad, podemos aprender cualquier cosa que nos propongamos. Debido principalmente a la benignidad de nuestra madre, ahora tenemos la oportunidad de practicar el Dharma y podremos, por último, alcanzar la iluminación.

Puesto que no hay nadie que no haya sido nuestra madre en un tiempo dado en vidas previas, y dado que cuando fuimos su hijo nos trató con el mismo amor y cuidado de nuestra madre actual, podemos afirmar que todos los seres han sido muy benevolentes con nosotros. La amabilidad de todos los seres no se limita al período de tiempo en que fueron nuestra madre. Todas y cada una de nuestras necesidades diarias nos son provistas gracias a la bondad de otros. Vinimos desnudos al mundo, pero desde el primer día se nos dio un hogar, se nos alimentó y vistió, y se nos proporcionó todo lo que necesitábamos - gracias a la amabilidad de los demás -.

Todo lo que disfrutamos es el resultado de la generosidad de otras personas del pasado o del presente.

Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas BudistasAhora, con poco esfuerzo podemos hacer uso de muchas cosas. Si consideramos las facilidades públicas tales como carreteras, automóviles, aviones, barcos, restaurantes, hoteles, bibliotecas, hospitales, tiendas, dinero y demás, es obvio que mucha gente ha trabajado muy duro para que todas estas cosas sean una realidad.

Aunque nosotros aportemos muy poco o nada para que el abastecimiento de estas comodidades sea posible, éstas están disponibles para nuestro propio uso, lo que es una muestra continua de la gran benevolencia de los demás.

También podemos actualizar nuestra educación secular y nuestro adiestramiento espiritual gracias a la bondad de otros seres. Todas las realizaciones del Dharma, desde las primeras experiencias hasta los logros de la liberación y la iluminación, las conseguiremos alcanzar gracias a la gran bondad de otros seres.

Meditación.

Reflexionamos sobre la gran benevolencia de los maternales seres sintientes hasta que generemos un profundo y sincero sentimiento de gratitud. Meditamos entonces sobre este sentimiento de manera convergente.

Dedicación.

 Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas Budistas

Dedicamos todas las virtudes que hemos creado durante esta meditación para el beneficio de todos los seres al recitar las oraciones de dedicación.

Práctica Subsiguiente.

Cuando realicemos cualquier actividad fuera de la sesión de meditación debemos mantener el reconocimiento de que todos los seres han sido y siguen siendo muy bondadosos con nosotros.

Adoptando esta manera de ver a los demás dejaremos de involucramos en críticas y querellas contra el prójimo, y pronto alcanzaremos las realizaciones de amor, compasión y bodhichita.

Aprecio de la Bondad de todos los seres. Prácticas Budistas

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro