AYUDA Y SOLUCIONES » Ayuda y Soluciones en el Hogar

¿Cómo limpiar y manipular las bombillas?

- Si rompiste una bombilla y los cristales se esparcieron por el suelo, el mejor sistema de recogerlos todos sin dejarte uno es hacerlo por medio de un gran pedazo de algodón hidrófilo mojado en agua.

- El mejor procedimiento para limpiar las bombillas esmeriladas consiste en frotarlas con media cebolla y pasarles después un paño húmedo.

- Lava las bombillas con amoníaco, no con agua.

- Si frotas la bombilla de una habitación con tu perfume preferido, cuando la enciendas el calor expandirá su olor.

- Si vas a cambiar una bombilla fundida, envuélvela en una bolsa de papel. Si estallara, la bolsa te protegería.

- No apagues la bombilla si vas a volverla a encender antes de 10 minutos. Te durarán más.

- No toques con los dedos una bombilla halógena; manipúlala por medio de un trapo o ponte unos guantes.

- Limpia de cuando en cuando las bombillas con un paño embebido en alcohol de quemar. No se te ocurra hacerlo en caliente.

- La bombilla tradicional emplea sólo un 5% de la energía que consume en iluminar; el 95% restante se va en producir calor.

Las bombillas de bajo consumo, a igualdad de intensidad lumínica, reducen esta proporción de forma muy notable, es decir, desperdician un mínimo de energía en calor.

Y mientras que la bombilla tradicional tiene una duración aproximada de mil horas, la de bajo consumo dura entre cuatro y ocho veces más.

De todos modos, conviene no olvidar tampoco que sólo deben emplearse allí donde su funcionamiento continuado no sea inferior a las dos horas como mínimo, pues el apagado y encendido frecuente reduce considerablemente su duración.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro