MODALES

Buenos Modales en la Mesa cuando invitamos o nos invitan

Si estás invitada/o a cenar en casa de alguien cuya afición por los experimentos culinarios es notoria, ve prevenida/o. Verse en la necesidad de comer algo que no gusta, so pena de ofender a los anfitriones si se rechaza el plato, constituye un dilema ante el que nadie querría encontrarse. Por esto, en estas situaciones, más vale hacerse servir una ración pequeña, aduciendo cualquier excusa, reservándote la posibilidad de repetir si resulta de tu gusto.

 
Línea Separadora de Tnrelaciones

 

No se sopla la sopa, aunque estuviera caliente, ni se sorbe ruidosamente.

El pan se partirá con los dedos, y no con un cuchillo.

Llevarás la comida a la boca, no la boca a la comida, lo que quiere decir que mantendremos la espalda recta, sin inclinarnos sobre la mesa.

No tomes bocados demasiado grandes ni los ingieras sin haber deglutido previamente el anterior.

Evita saborear el vino de modo que todos los comensales se aperciban de que eres un entendido, así como echar la cabeza hacia atrás para apurar hasta la última gota de la copa.

No deben llenarse exageradamente las copas ni los platos, así como tampoco deben apurarse.

Línea Separadora de Tnrelaciones

No esperes al último momento;
Que cuando lleguen los invitados la mesa esté lista.
Bajo los manteles, dispón un muletón. Si no lo tienes, improvisa uno a base de un paño plegado en varios dobleces para darle cuerpo.
Elige un mantel a juego con la vajilla. Antes que nada, repasa con la plancha las arrugas. Dobla las servilletas,  si tienes traza, en abanico, e introdúcelas en las copas.
No sobrecargues la mesa de cubiertos: el cuchillo, a la derecha del plato, con el filo vuelto hacia él; el tenedor, a la izquierda, con las púas apoyadas en el mantel.
Si vas a poner un centro floral, juega con los colores del mantel y de las flores, y evita que se convierta en un muro entre los invitados.
No tamices la luz en exceso, no sea que los invitados no vean lo que tienen en el plato. Las velas pueden ser también un buen recurso.

 Línea Separadora de Tnrelaciones

Hemos invitado a cenar al jefe y a su mujer junto con otro matrimonio que nos hará de terceros. Si previamente no nos hemos preocupado de distribuir ordenadamente a los comensales en la mesa, la entrada en el comedor puede generar instantes de confusión. Para evitarlo, atengámonos a lo establecido. El señor de la casa ocupará una de las cabeceras y tendrá a su derecha a la mujer del jefe y a la izquierda a la otra señora. La otra cabecera la ocupará la señora de la casa, que sentará a su derecha al jefe y a su izquierda al señor restante.

Línea Separadora de Tnrelaciones

Cuando nos sentemos a la mesa, extenderemos la servilleta sobre nuestros muslos, aunque sin desplegarla del todo. En algunos países europeos se tolera que los comensales, ante un plato difícil de comer, anuden sus servilletas en la nuca; aquí no. Nos enjugaremos los labios antes y después de beber. Las medias lunas grasientas que dejan algunas bocas en los bordes de copas y vasos producen muy mal efecto. Masticaremos con la boca cerrada, por la misma razón que no hablaremos con la boca llena ni la hincharemos más allá de su capacidad normal. Del mismo modo que nunca llevaremos el cuchillo a la boca, tampoco arrimaremos la comida con el dedo, sino con un trocito de pan, que cortaremos con la mano, no con el cuchillo.

Línea Separadora de Tnrelaciones

Desde el momento en que se sienta a la mesa la señora de la casa, pueden hacerlo también los invitados. Es decir, no se sienta uno hasta que no lo haya hecho la señora de la casa. Una vez todos sentados, se ponen las manos sobre la mesa (en Inglaterra, sobre las rodillas). Si trabas conversación con tu vecino de la derecha, no vuelvas la espalda a quien tengas a la izquierda; con volver ligeramente la cabeza basta. Nada impide que, en el curso de la conversación, pongas un codo sobre la mesa. Lo esencial es la naturalidad, sin exceso de rigidez ni de lasitud. Sin embargo, en ningún caso dejarás que tu brazo y tu mano se conviertan en soporte de la cabeza.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro