MODALES

Buenos Modales en las Entrevistas de Trabajo

Si tienes concertada una entrevista de la que va a depender que consigas o no un trabajo, dedica un tiempo a estudiar tu apariencia.

Antes de decidir lo que te vas a poner, considera la actividad de la empresa: si se trata de un banco o de una firma convencional, elige un vestido serio y formal.

En cambio, si la empresa en cuestión es una agencia de publicidad, por ejemplo, puedes presentarte vestida/o de forma más atrevida y libre.

Lo importante, de todos modos, es que te sientas a gusto con lo que lleves; debes evitar ante todo que se te note que te has vestido para la ocasión.

Linea Separadora de TnRelaciones

Si tienes una entrevista con el director de personal de una empresa en la que aspiras a conseguir un puesto, toma buena nota de que se suele reaccionar negativamente tanto a una apariencia dejada (pelo sucio, ropa descolorida), como a las exageraciones de un maquillaje de vedette o de una vestimenta supersexy.

Infórmate previamente sobre características de la empresa; causa mala impresión que lo ignores todo sobre ella.

Evita las miradas inquietas, los tonos de voz y las expresiones poco educados o excesivamente familiares, así como el dar muestras de excesivo desparpajo.

También pierde oportunidades quien por vergüenza se abstiene de interesarse por las características y posibilidades del trabajo al que aspira. Pregunta, pues; también evidentemente por el sueldo, pero no en primer lugar.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro