DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Gastronomía y Alimentación

¿Sabías que la vainilla es una de las más preciadas vainas?

 

Hace poco tuve la oportunidad de concretar un viejo anhelo: conocer el reino de la vainilla.

Llegué a Tahití de noche -la principal isla del archipiélago- y lo primero que me sorprendió fue el embriagante olor a flores que inundaba el lugar. Después supe que el aroma dominante era el de la famosa tiare, esa flor blanca que es el símbolo de la Polinesia. Luego fui a la isla de Raiatea, para luego embarcar en el “Coup de Coeur”, un yate que me llevaría a la “isla de la vainilla”.

Nuestro anfitrión era un francés cincuentón que abandonó el viejo continente para vivir tranquilo junto a su joven esposa, una italiana abandonó su traje sastre en Milán. A bordo del yate los pasajeros podían disfrutar de otra mezcla perfecta, paisajes maravillosos y excelente gastronomía, una fusión de cocina mediterránea y tahitiana con todo tipo de pescados del lugar y donde no podía faltar un buen expresso.

FLOR DE LA VAINILLA

 

flor-vainilla
 

 

Alojé en ensenadas casi vírgenes muy similares a los canales del sur de Chile, donde abundan las montañas abruptas, bosques hasta la orilla del mar y hay muy pocos signos de presencia humana. Una de las aventuras de este viaje incluyó el navegar alrededor de la isla de Tahaa, una de las más selváticas y despobladas del archipiélago y, por su puesto, el reino de la vainilla. Allí las plantaciones de vainilla son extensas y olorosas.

Es prácticamente el único lugar de Tahíti (por no decir del mundo) en donde se cultiva esta delicada orquídea de tallos sarmentosos que trepan por los árboles con sus raíces al aire.

La polinización de las flores se realiza manualmente, lo que la convierte, junto al azafrán, en una de las especies más caras del mundo.

Lo que se cosecha son las vainas, las que miden entre 15 y 30 cm. de largo; son delgadas y contienen una pulpa oleosa además de un montón de semillas de tamaño minúsculo. Se recolectan cuando aún están verdes, pero al curarlas es cuando adquieren un color castaño oscuro y aparece todo el esplendor de su aroma.

Nuestra anfitriona nos contó que ellos la comen fresca, en trozos, en ensaladas o en postres de fruta, así le agregan un sabor dulce o agridulce al combinarla con aceto balsámico a las comidas. Esa noche comí a la luz de las estrellas y al día siguiente levamos ancla con el recuerdo vivo de lo visto, olido y, por cierto, saboreado en Tahaa.

 

recetas-con-vainilla

PARA NO OLVIDAR

• Para extraer el máximo sabor de la vainilla, cortar las vainas a lo largo y con un cuchillo raspar las semillas, las que deberán agregarse a la preparación que se esté haciendo.

 

• Para aromatizar el azúcar con vainilla hay que guardarla con las semillas o bien con la vaina completa en un recipiente hermético.

• Guardar las vainas en un recipiente (ojalá un tubo) muy bien cerrado para que su aroma y sabor no se desvanezcan.

• La vainilla y en particular su aroma, es muy utilizado en aromaterapia por sus reconocidas cualidades relajantes y afrodisíacas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro