ASTROLOGÍA-HORÓSCOPOS » Horóscopos » Horóscopo Occidental » Cáncer » Cantantes, Músicos y Compositores del Signo Cáncer

Ian Curtis - Signo del Zodiaco Cáncer

Ian Curtis es del signo del Zodiaco Cáncer y como muchos Cáncer era una persona profundamente intuitivo y sentimental. Cáncer puede ser uno de los signos más desafiantes de todos los signos zodiacales por comprender. Las emociones de Ian Curtis eran muy fuertes, y cuando se trataba de la familia y la casa nada podía ser más importante para el. Comprensivo y empático, Ian Curtis estaba muy unido a la gente que lo rodeaba.

Ian Kevin Curtis nació en Manchester, Reino Unido, el 15 de julio de 1956 y falleció en Macclesfield, Reino Unido, el 18 de mayo de 1980. Fue un cantautor británico, líder y compositor del grupo Joy Division, del cual fue cofundador en 1976 en la ciudad de Mánchester.

Ian Curtis Signo del Zodiaco Cancer

Se crió en Hurdsfield (en el extrarradio de Macclesfield). Ian Curtis era un joven mancuniano introvertido de la clase media, devoto de la música de David Bowie, Lou Reed e Iggy Pop, fanático de la literatura de Kafka y la poesía modernista. Padecía, además, de epilepsia y un leve grado de agorafobia. Iba vestido a menudo con una chaqueta caqui, en donde se pintó él mismo con pintura acrílica de color naranja la palabra hate (odio) en mayúsculas a su espalda.

En 1976, durante un concierto de los Sex Pistols en el Manchester Lesser Free Trade Hall, Curtis coincidió con Peter Hook y Bernard Sumner, futuros bajista y guitarrista de Joy Division. Formaron una banda llamada Warsaw que, posteriormente, rebautizaron por Joy Division. Curtis ocupó en ella los roles de letrista y vocalista. Las canciones que escribió para el grupo eran sombrías y depresivas, y trataban sobre la desolación, el vacío y la alienación humana. El corto legado de Curtis se concentró en dos álbumes de estudio, Unknown Pleasures, publicado en 1979, y Closer, lanzado en 1980 póstumamente tras su muerte.

Ian Curtis signo del horoscopo CancerSu biografía oficial fue publicada en 1995 y fue escrita por Deborah Curtis, la propia viuda del cantante, titulada Touching from a distance: Ian Curtis and Joy Division. Dicha biografía fue adaptada al cine en el biopic realizado por el director neerlandés Anton Corbijn en 2007 bajo el título, Control e inspirado en la canción «She's lost control». Anteriormente, en 2002, Michael Winterbottom filmó la película 24 Hour Party People, en tono de comedia, en la que también apareció Ian Curtis, aunque este filme se centró más en la figura del productor musical, Tony Wilson, fundador de la discográfica por la que fichó Joy Division en 1978, Factory Records.

Tras su trágica muerte, Ian Curtis fue considerado junto a Jim Morrison, cantante y líder de The Doors, como uno de los grandes poetas malditos de la historia del rock por su forma convulsiva de bailar aunado a su voz grave, inerte e inexpresiva, y por sus letras oscuras.

En el prefacio del libro escrito por su esposa, Deborah Curtis, el periodista musical Jon Savage define a Ian Curtis como el mayor poeta musical de la ciudad de Mánchester. Desde joven, Curtis mostró talento por la poesía. A pesar de que consiguió ir a The King's School, nunca fue el más brillante de la clase debido a su inconformismo, que solían tachar de simple rebeldía adolescente, aunque era obvio que poseía habilidades literarias admirables. Entre libros de Kafka y discos de David Bowie, Curtis descubrió los ideales del movimiento punk inglés. A medida que se hizo mayor, sus ambiciones y esperanzas se fueron centrando en la literatura, y finalmente culminaron en la música. El 23 de agosto de 1975 se casó con Deborah Woodruffe, su apellido de soltera, y cuatro años más tarde tuvieron a su única hija, Natalie Curtis.

Curtis coincidió con Bernard Sumner y Peter Hook cuando asistían en un concierto de los Sex Pistols. Fue allí donde le comentaron que estaban intentando formar una banda. Días más tarde, Curtis llamó a Bernard Sumner y a Peter Hook para unirse al proyecto como vocalista y letrista. Entre los tres buscaron un baterista y, tras un largo proceso de selección, Stephen Morris se unió a la agrupación. Por aquel entonces, el grupo tenía el nombre de Warsaw. El grupo debutó la última noche antes de clausurar el local musical Electric Circus.

Ian Curtis signo Zodiacal CancerEl 18 de mayo, en su casa de Manchester volvió a ver 'Stroszek', su película preferida de Werner Herzog. Escuchó 'The idiot', de su amado Iggy Pop. Y cuando ya en la madrugada dejó de hacer pie se ahorcó en la cocina. Tenía 23 años y demasiado dolor agrupado ya en su cabeza. En pocos días Joy Division iniciaba su primera gira por EEUU. Dos meses después salió el último disco de la banda, 'Closer'. En la tumba de aquel muchacho de ojos glaucos quedó este epitafio irremediable: "El amor nos destrozará". Y exactamente eso fue.

Curtis fue incinerado y sus cenizas enterradas en Macclesfield con la inscripción "Love will tear us apart" en su lápida. Este epitafio, escogido personalmente por su esposa, Deborah Curtis, a pesar de hacer referencia a la infidelidad de Ian y a la desintegración de su matrimonio, es el título de la canción más conocida de Joy Division. Closer, el segundo álbum de la banda, se lanzó póstumamente el 17 de julio de 1980, dos meses después de la desaparición del cantante.

Natalie Curtis, hija de Ian y Deborah, creció con su madre. Estudió en el Colegio de Macclesfield y en Mánchester, y actualmente desarrolla su carrera como fotógrafa. Es una persona modesta y extremadamente reservada —al igual que fue su padre— y no explota su conexión con su progenitor del cual evita hablar por tristeza y mucho respeto hacia él.

Ian Curtis le dio alma a Joy Division, un alma decadente y atormentada, exquisitamente perturbadora e imperturbable, con letras y melodías excepcionales. Curtis convirtió en leyenda a Joy Division y su vida y muerte lo convirtieron en mito, en un poeta maldito del rock.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro