SALUD » Respiratorio

Diagnóstico y tratamiento de la neumonía por legionella

Las pruebas de diagnóstico incluirán:
  • Análisis de sangre,
  • rayos X,
  • cultivos de esputo y
  • broncoscopia (introducción de un tubo flexible por la boca hasta los pulmones, para la visualización y toma de muestras).

El tratamiento requiere antibióticos y cuidados de apoyo.
En los casos de gravedad, se requiere la hospitalización para cuidados intensivos y administración de oxígeno.
Las siguientes directrices serán de aplicación para los casos leves o para los cuidados tras la hospitalización:

Medidas Generales

Utilice un humidificador ultrasónico de vapor frío para incrementar la humedad del aire y facilitar la expulsión de las secreciones pulmonares mediante la tos.
Limpie el humidificador diariamente.
Utilice compresas calientes o una manta eléctrica para el pecho con el fin de aliviar el dolor.
Podrá tomar aspirina o paracetamol para bajar la fiebre.

Medicación

Antibióticos durante un período de tres semanas.
Asegúrese de completar toda la medicación prescrita.
Si toser le resulta doloroso y no produce esputo, su médico le recomendará el uso de medicamentos para eliminarla.
En líneas generales, no utilice supresivos de la tos cuando ésta produzca esputo.

Actividad

Realice ejercicios de respiración profunda con tanta frecuencia como sus fuerzas se lo permitan.

Dieta

Tome muchos líqudos, ayudarán a la producción y expulsión del esputo.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro