PSICOLOGÍA » Capacidades psicológicas

Atención y concentración

La atención es la habilidad de focalizar la percepción hacia un estímulo interno o externo. Podemos distinguir entre una atención activa, intencional o voluntaria y una atención pasiva o involuntaria. La atención es un concepto que engloba:
  • La alerta, respuesta comportamental fisiológica a la entrada de estímulos o bien receptividad incrementada a éstos.
  • La atención como efecto selectivo, subsidiario del primero, respecto de la categorización de los estímulos.
  • La activación, como una preparación o disposición psicológica para la acción. La concentración es la capacidad de mantener la atención focalizada sobre un objeto o sobre la tarea que esté realizando.
Ambos fenómenos se encuentran íntimamente ligados y condicionados por la existencia de un estado de conciencia clara y una mínima disminución de la vigilia los dificultará. También el nivel de inteligencia y el estado de ánimo juegan un papel fundamental en la atención y la concentración. El estudio de la atención y la concentración del paciente se realiza durante la entrevista, fijándose en la observación del comportamiento verbal y motor del paciente. Se explora el comportamiento del paciente, hacia dónde mira, si centra su mirada en el médico o por el contrario mira hacia todas partes. También examinando la dirección del discurso, si habla de un tema en concreto, o por el contrario pasa de un tema a otro, o bien se centra en el mismo sin querer cambiar. Puede también ser de gran utilizar preguntarle cuestiones que nos den información sobre lo que piensa el paciente acerca de su concentración.
Hay otra serie de formas para ver su concentración, por ejemplo, mediante ejercicios numéricos para determinar la cantidad de números que el paciente es capaz de repetir.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro