SALUD » Cáncer

El cáncer del seno (mama)

El cáncer del seno (mama) es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama. La mama está compuesta por lóbulos y conductos. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones llamadas lóbulos, que comprenden secciones más pequeñas llamadas lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos minúsculos que pueden producir leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos delgados llamados conductos.

Anatomía mamaria, muestra los ganglios linfáticos y vasos linfáticos.

Cada mama tiene también vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos transportan un líquido casi incoloro llamado linfa. Los vasos linfáticos se comunican con órganos pequeños llamados ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas con forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo. Filtran sustancias de un líquido llamado linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Hay racimos de ganglios linfáticos cerca de la mama en la axila (debajo del brazo), sobre la clavícula y en el pecho.

El tipo más común de cáncer de mama es el carcinoma ductal, que empieza en las células de los conductos. El cáncer que empieza en los lóbulos o los lobulillos se llama carcinoma lobular y se encuentra con mayor frecuencia en ambas mamas que otros tipos de cáncer de mama. El cáncer inflamatorio de mama es un tipo de cáncer poco frecuente en el cual la mama está caliente, enrojecida e hinchada.

La edad y los antecedentes de salud pueden afectar el riesgo de padecer de cáncer de seno (mama).

Cualquier cosa que aumente las probabilidades de desarrollar una enfermedad se llama factor de riesgo. Entre los factores de riesgo para el cáncer de mama, se cuentan los siguientes:

  • Edad avanzada.
  • Menstruación a temprana edad.
  • Edad avanzada al momento del primer parto o no haber dado nunca a luz.
  • Antecedentes personales de cáncer de mama o de enfermedad benigna (no cancerosa) de mama.
  • Madre o hermana con cáncer de mama.
  • Tratamiento con radioterapia dirigida a la mama/pecho.
  • Tejido de la mama que muestra ser denso en una mamografía.
  • Tomar hormonas tales como estrógeno y progesterona.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • Ser de raza blanca.
En algunas ocasiones, la causa del cáncer de seno (mama) son mutaciones (modificaciones) genéticas heredadas.

Los genes de las células llevan la información hereditaria recibida de los padres de una persona. El cáncer de mama hereditario representa aproximadamente 5% a 10% de todos los casos de cáncer de mama. Algunos genes alterados relacionados con el cáncer de mama son más comunes en ciertos grupos étnicos.

Las mujeres que tienen un gen alterado relacionado con el cáncer de mama y que han padecido de cáncer en una mama tienen un riesgo más alto de padecer de cáncer de mama en la otra mama. Estas mujeres también tienen un riesgo más alto de padecer de cáncer de ovario y pueden tener un riesgo mayor de padecer de otros tipos de cánceres. Los hombres que tienen un gen alterado relacionado con el cáncer de mama también tienen un mayor riesgo de padecer de esta enfermedad.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas.

Se debe consultar con un médico si se observan modificaciones en la mama. Se pueden usar las siguientes pruebas o procedimientos:

Mamografía: radiografía de la mama.

  • Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo pueda observarlas bajo un microscopio y verificar si hay signos de cáncer. Si se encuentra una masa anormal en la mama, el médico puede necesitar extraer una pequeña cantidad de la masa. Los cuatro tipos de biopsias son los siguientes:
    • Biopsia por escisión: extracción completa de una masa de tejido.
    • Biopsia por incisión: extracción de una parte de una masa o de una muestra de tejido.
    • Biopsia central: extracción parcial de una masa con una aguja ancha.
    • Biopsia por aspiración con aguja fina (AAF): extracción de tejido o líquido mediante una aguja fina.
  • Prueba de receptores de estrógeno y progesterona: prueba usada para medir la cantidad de receptores de estrógeno y progesterona (hormonas) en el tejido canceroso. Si se encuentra cáncer en la mama, se examina tejido del tumor en el laboratorio para determinar si el estrógeno y la progesterona pueden influir en la forma en que crece el cáncer. Los resultados de la prueba indican si la terapia hormonal puede detener el crecimiento del cáncer.
  • IRM (imaginología por resonancia magnética): procedimiento en el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imaginología por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (el tamaño del tumor y si está localizado en la mama solamente o si se ha diseminado hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo).
  • El tipo de cáncer de mama.
  • Las concentraciones de receptores de estrógeno y progesterona en el tejido tumoral.
  • Si las células tienen concentraciones altas de receptores tipo 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2/neu, por sus siglas en inglés).
  • La rapidez con que crece el tumor.
  • La edad de una mujer, la salud general y el estado menopáusico (si la mujer aún tiene períodos menstruales).
  • Si el cáncer ha sido recién diagnosticado o si ha recidivado (reaparecido).
Fuente: Instituto Nacional del Cáncer
http://www.cancer.gov/espanol/

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro