SALUD » Accidentes y emergencias

Los golpes de calor. Conozca qué hacer en estos casos y cómo puede prevenirlos.

Los golpes de calor: un cuadro grave y mortal

Llega el verano y con él las visitas a la playa, a los balnearios y los paseos al aire libre. Por lo mismo, las personas están más expuestas al sol y con ello aumenta el riesgo de los llamados golpes de calor, cuya forma más habitual es conocida como insolación.

Una exposición continuada o excesiva al calor puede provocar un desajuste térmico, denominado golpe de calor, el cual se produce cuando el cuerpo es incapaz de regular su temperatura interna corporal, debido a que los mecanismos neuroquímicos que regulan dicha temperatura, son sobreexpuestos a altas temperaturas, o bien las condiciones de hidratación o circulación sanguínea no son las idóneas.

La insolación se produce por efecto del calor después de la exposición continuada al sol, especialmente en verano. Los primeros síntomas de este cuadro son: dolor de cabeza, fatiga, náuseas, calambres musculares, elevación de la temperatura corporal y sudoración abundante. Si la persona permanece mucho tiempo en ese estado sin tomar las medidas necesarias, se produce taquicardia, la piel se torna caliente y seca, hay adormecimiento y pérdida de conciencia y la situación más grave es la entrada en coma, que puede llevar al paciente a la muerte.

Los golpes de calor: un cuadro grave y mortal

Hay tres factores que producen un golpe de calor: producción de calor excesiva, temperatura ambiente muy elevada o porque los mecanismos de eliminación de calor del organismo no funcionan adecuadamente. Sin embargo, lo más común es que se de por una combinación de estos tres factores.

Cualquier persona puede ser víctima de un golpe de calor, pero los individuos más vulnerables son: los niños y ancianos, las personas obesas, deportistas, discapacitados físicos o psíquicos, hipertensos, diabéticos, personas con Parkinson o Alzheimer, entre otros.

¿Qué hacer en caso de un golpe de calor?

Como primera medida se debe llevar a la persona a un lugar fresco, lejos del sol. Si presenta convulsiones, estado confusional, importante descoordinación o situaciones de coma, debe ser trasladada inmediatamente a un centro hospitalario.

Si los síntomas son leves, conviene aplicar compresas frías en la zona de la cabeza, cuello, tórax, brazos y muslos, para bajar la temperatura interna del cuerpo que ha podido superar los 40-41ºC. Estas medidas también son útiles en personas en estado de shock, mientras son conducidas a un centro asistencial.

El aporte de líquidos es fundamental, por ello si la persona está consciente, puede administrársele agua u otros preparados con carga iónica (como las bebidas tonificantes deportivas) que existen en el mercado. Ahora, si el paciente no puede ingerir, es mejor no forzarlo. En cualquiera de los casos, el líquido debe administrarse poco a poco y a temperatura ambiente.

Si el paciente presenta estado de shock, cuyos síntomas son: piel caliente, roja y seca, paciente obnubilado o en coma, deberá administrársele líquidos e iones vía venosa (sueros). El traslado a un hospital es la medida más importante una vez estabilizado.

Los golpes de calor: un cuadro grave y morta

Las altas temperaturas del verano pueden afectar a quienes padecen enfermedades como diabetes, insuficiencia cardiaca, bronquitis crónica (asma, EPOC), insuficiencia renal o hepática, enfermedades nerviosas crónicas, situaciones que pueden verse descompensadas fácilmente por el calor.

¿Cómo prevenir los golpes de calor?

Las medidas para prevenir los golpes de calor son: mantener una hidratación adecuada aumentando el consumo de líquidos sin esperar a tener sed; evitar las bebidas alcohólicas, gaseosas o bebidas muy azucaradas; evitar comidas muy abundantes; ingerir verduras y frutas; no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día; reducir la actividad física; usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros y protectores solares para la piel, y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Los golpes de calor. Conozca qué hacer en estos casos y cómo puede prevenirlos.

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

La información contenida en el presente Sitio tiene carácter informativo únicamente. Si el usuario desea aplicar algunas de las recomendaciones descritas en el Sitio, la responsabilidad de dicha aplicación recaerá única y exclusivamente sobre el usuario. TN.RELACIONES no se responsabiliza por las consecuencias directas o indirectas que se deriven de la aplicación de los consejos u opiniones vertidas en el Sitio. Se sugiere a los usuarios CONSULTAR SIEMPRE A SU MEDICO.

Los golpes de calor. Conozca qué hacer en estos casos y cómo puede prevenirlos.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro