ADOLESCENTES

¿Tu hijo adolescente lo quiere todo?

 

Los hijos y el dinero

Ropa de marca, un móvil… ¿No para de pedir por esa boquita y te tiene harta?

El tema de los hijos y el dinero es una situación que exige que le pongas remedio cuánto antes. ¿Por qué no le das una paga?


La educación de los adolescentes y el dinero es un tema que exige debate entre los padres: ¿le damos una paga periódica para que aprenda a administrarse o dejamos que nos pida el dinero cuando lo necesite? Seguro que si tienes un hijo adolescente has llegado a esta situación.


¿Qué hacer?

Que no te quepa la menor duda: suministrar una paga ayuda bastante en la educación económica de tu hijo.
Ahora bien, debes tener muy en cuenta su madurez, la cantidad de dinero que le das y la periodicidad. Así que además de suministrarle el dinero debes intentar orientarle y supervisarle en la medida adecuada.

 

adolescentes-y-dinero

¿Una paga es suficiente?

No, no basta con darles una paga y desentenderte de este asunto. Si quieres educar a tu hijo, deberás sentarte con él/ella, y dejar claro de cuánto dinero dispondrá, con que periodicidad lo van a recibir, y que gastos correrán única y exclusivamente de su cuenta, por ejemplo: las salidas del fin de semana serán gastos suyos, pero si el colegio organiza una excursión, correrá a vuestro cargo, ya que entra dentro de su formación.

Si quieres enseñarles el valor del dinero deberás prestar atención a estos detalles. No olvides que la formación económica que reciba de casa, forma parte de su integración social.

Aprender a administrarse

La adolescencia es la mejor época para enseñarles a administrarse, a valorar el valor del dinero, a ser previsores.

Tendrás que adiministrarle el dinero de forma que pueda hacer frente a los gastos de un determinado periodo de tiempo, que podrá ser semanal, quincenal o mensual, cómo decidáis.

¿Por qué no le abres una libreta de ahorros o una cuenta corriente?
Así tu hijo o hija podrá controlar sus gastos o ingresos, y dejará atrás la etapa de la hucha.

Eso sí, si decides darle una paga, tú también deberás ser consecuente con lo que decidáis, deberás estar pendiente de cuándo habéis decidido ingresar el dinero, deberás dejarle también cierta libertad en sus gastos, deja que sea tu hijo quién decida en qué se gasta el dinero.

¿Ingresos extras para trabajos extras?


¿Por qué no valorar esta posibilidad? Si ayuda en tareas de la casa, como pintar una habitación o cortar el césped, ¿por qué no pagarle el trabajo que realiza? Esto también le ayudará en su educación.


 

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro