LA PAREJA

Se puede perdonar una infidelidad? ¿Es el reto más difícil de una pareja?

El reto mas difícil de una pareja es superar el engaño. Cuando uno de los dos es infiel la relación sufre un quiebre que tendrá dos desenlaces, o trabajan juntos para superarlo o terminan la relación.

La infidelidad aunque parezca una situación al azar tiene raíces psicológicas como por ejemplo es una “reacción” de la mujer a la opresión sexual y como “un derecho” para los hombres visto desde el machismo.

Es difícil saber las razones para un engaño, cada persona tiene sus motivos sin embargo pueden haber ciertos patrones como el deseo de cambio y la ruptura de la confianza. La infidelidad tiene diferentes matices y grados, y la motiva la apatía de la pareja, la rutina, el descuido por parte de una o ambas partes, entre otras cosas.

El ser humano por naturaleza buscará diferentes excusas para cubrir su falta, es decir cualquier razón puede ser válida para caer en la tentación. Pero lo que no se puede negar es que se produce una brecha en la pareja, que muchas veces no se puede cerrar.

Superar un engaño es una tarea compleja, porque una de las partes es el “culpable” y la otra la “víctima” y si no se supera esta etapa pueden convertirse en enemigos dispuestos a herirse en cualquier momento, reviviendo el engaño cíclicamente.

Para el o la “infiel” viene un largo camino de recobrar la confianza y para el o la “engañada” viene la rabia, la decepción y, lo más difícil para ambos, es analizar objetivamente las causas y construir una nueva relación.

Nada volverá a ser como antes, eso ni pensarlo, pero es necesario saber cuales son los motivos de quedarse juntos, es decir ¿se aman? ¿fue realmente un error? Si es así el perdón llegará de a pocos, irán sanando ambos. Y con el tiempo pasar la página es lo más sano.

Si no hay cabida al perdón es mejor separarse y no seguir hundiendo el dedo en la herida. Muchas veces una infidelidad puede ser tan traumática para la persona engañada que, aún queriendo perdonar, no puede y no sabe como. A veces incluso ni siquiera ambos miembros de la pareja saben cómo afrontar la situación.

No duden en pedir ayuda, las amistades pueden escucharte, consolarte y dar su opinión, pero no descartes la idea de acudir a un profesional (psicólogo, terapia de pareja) podría ayudarte a ordenar tus pensamientos y a encontrar algo de paz a este momento tan difícil.

Nota: Si necesitas buscar, hablar o consultar con un Psicólogo en tu País o zona de Residencia, Clic Aquí.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro